Cabeza de Turco I WASHINGTON ABDALA

Paco y Tinelli

Paco Casal es un personaje uruguayo que muy pocos conocen de verdad pero que muchos dicen conocer. Tinelli es un caso similar en la Argentina. Ambos poseen un séquito de adláteres que se llena la boca hablando de ellos pero solo un núcleo selecto es el que —de veras— sabe algo de su vida.

Ambos, además, son exitosos, mueven números que la inmensa mayoría de los mortales no verá —y ni siquiera imaginará jamás— y tienen una inteligencia fuera de lo normal. Pero gana el chusmerío, la embarrada y la maledicencia rioplatense contra ellos. Somos así en esta región: capos en vejar y desmerecer al que tiene éxito.

Ambos, además, tienen otra coincidencia: vienen de lugares humildes y nunca renegaron de lo que fueron, es más, parte del éxito que alcanzaron es porque comprendieron mejor que otros las claves del mundo que los rodea. Fueron terrajas, gronchos, pibes de barrio, por eso conocen la mentalidad popular. Justamente esa es la razón por la que algunos cretinos los apedrean, porque al "patricio" que siempre tuvo dinero y poder nadie le dice nada, se da por sentado que "ellos" tienen derecho a esos recursos, pero el advenedizo es considerado un impostor malévolo. Tienen, agrego, otra similitud: construyen "poder" real mientras los políticos son inquilinos de un poder soberano transitorio. Tinelli y Paco desde una cultura capitalista feroz, buscan introducirse en ella, agujerearla y apoderarse de pedazos de la misma para así seguir sus caminos de conquista. ¡Ojo! No es que la dimensión capitalista los está esperando: al contrario, si los pudieran hundir lo haría de buen talante. (Y lo han intentado, pero no han podido).

Paco y Tinelli por algo andan en el fútbol (y los medios masivos de comunicación). No hay área de tanta popularidad concentrada en el mundo. El fútbol moderno es el coliseo romano de otrora trasmitido en vivo y en directo a todos. Nada "detiene" a buena parte de la población mundial como las copas del mundo o los partidos del Barcelona y el Real Madrid. Y el dinero que anda por allí es tan voluminoso que solo leones feroces pueden darse el lujo de merodear esa sangre, morder y traerse un pedazo para su manada sin infección alguna. Leones que conocen el mundo oscuro de allí (siempre lo supimos y el FBI nos mostró lo que todos presumíamos) y a ellos no los contamina ni un microbio de ese ambiente. ¿O si hubiera "algo" contra ellos ya no habría saltado? Por eso Tinelli y Paco, además, en sus respectivos países son amados y odiados, porque la envidia enloquece la cabeza de muchísima gente.

Recuerdo que antes de la existencia de Paco no había "contratistas" de fútbol en Uruguay. Hoy solo falta que la ORT o la UCUDAL habilite un curso de posgrado. Todos quieren ser "contratistas". ¿Ahora son "buenitos" estos pibes y Paco antes era "el malo"? ¿Cómo es la cosa? Paco fue Sócrates para todos los que vinieron luego de él. (Y dejo constancia que no le debo nada, por si algún imbécil cree que estoy pagando algo). Y Tinelli en Argentina cambió el formato televisivo, por eso todos replican su estética, su estilo, su forma de comunicar. Todos lo copian. ¡No jodamos, ambos en sus canchas inventaron lo que no existía! ¡Exitosos, en lo de ellos, por paliza! A llorar al cuartito. (Mientras otros están presos y otros los odian). A Paco y a Tinelli solo los deslegitima la ausencia de poder o recursos económicos, y han acumulado tanto en estas décadas que solo hijos, sobrinos o socios inconscientes podrían fundir semejantes imperios. ¡Difícil para Sagitario! (¿En Uruguay o Argentina vieron a algún presidente que no tuviera "onda" con ellos?)

Si tendrán poder ambos individuos que apenas han habido algunos libritos con frágiles aspectos biográficos o mínimas menciones a sus recorridos existenciales. Nadie se quiere meter demasiado. Les tienen pánico y por eso la mayoría de la gente les dice "amén" públicamente antes que digan "mu". Claro, en privado los rajan en ruso, chino y portugués. El rioplatense, ya lo sabemos, repito, es así.

¿Rumores de sus vidas privadas? Llenos, de todo tipo y color. ¿Verdades? Pocas. Nunca sabremos todo el "relato" verdadero. Quizás algún día sepamos más, pero falta un largo rato para ello. Largo en serio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)