NOMBRES

Nueva conquista para la moda

Con la británica Clare Waight Keller como directora creativa, Givenchy apuesta a recuperar la elegancia que siempre la caracterizó.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Clare Waight aprendió a tejer de niña y hoy en su trabajo defiende lo artesanal.

Hay quienes dicen que en este 2017 la causa femenina está viviendo un repunte en la industria de la moda. Es que, pese a la creencia popular, este es un universo tradicionalmente liderado por hombres. O así lo ha sido hasta ahora. La historia empezó a cambiar con el nombramiento de la romana Maria Grazia Chiuri en Dior en 2016 y se profundizó con el desembarco de la británica Clare Waight Keller a Givenchy.

Waight (46), ex Chloé y especialista en accesorios, es la primera mujer que toma las riendas de la casa de Alta Costura perteneciente al grupo LVHM. Antes que ella estuvieron nombres de la talla de John Galliano, Lee Alexander McQueen y Julien Macdonald. Ahora, suplantará a Riccardo Tisci, cuya partida fue un golpe duro para la maison, que no pudo presentar una nueva colección primavera-verano la última temporada. En su lugar, mostró una recopilación de las mejores creaciones del director saliente. Aunque todavía no está confirmado, los rumores indican que el próximo destino de Tisci será Versace.

Como no podía ser de otra manera, el anuncio de la llegada de Waight se hizo a través de las redes. La marca francesa soltó la noticia a sus 7,7 millones de seguidores en Instagram con una foto de la diseñadora hecha por el reconocido fotógrafo Steven Meisel. Horas antes, había publicado una imagen del fundador de la marca, Hubert de Givenchy, seguida de otro post con una de sus citas. El combo no era otra cosa que el presagio de que se acercaba un anuncio. "La verdadera elegancia reside en un gesto natural y en una actitud sencilla", decía la cita del pionero. Y la tercera entrega fue la foto de Clare Waight. "Esta sucesión de imágenes parece explicar por qué ella (y no otra/o) es la elección más obvia para dar continuación al legado del maestro francés", escribió Vogue tras conocerse la noticia.

La voz de Clare no tardó en hacerse sentir. "El estilo confiado de Hubert de Givenchy ha sido siempre una inspiración y estoy muy agradecida por la oportunidad de ser parte de la historia de su firma legendaria. Estoy deseando trabajar con los equipos y escribir un nuevo capítulo de su preciosa historia", dijo en el comunicado oficial.

La diseñadora, quien ganó fama en Chloé por su talento para los accesorios, tiene por delante un gran desafío, sobre todo porque Tisci dejó la marca francesa en uno de sus mejores momentos. Su hit fueron las colecciones románticas y oscuras a la vez —en las que incluso introdujo elementos deportivos— pero también su estrecha relación con celebridades como Madonna, Beyoncé o Kim Kardashian. "Decantarse por la modista como directora creativa de Givenchy, tanto en la línea de hombre como en la de mujer, podría traducirse en una reformulación de los códigos estéticos implantados por Tisci", estimó Vogue. "Mientras el italiano ha destacado por abrazar la cultura celebrity y la estética hip-hop, Keller representa todo lo contrario".

Su historia —empezó en el mundo de la moda tejiendo— demuestra la importancia del arte y lo artesanal, con un aire mucho más relajado que su antecesor. Algo así como un perfil más próximo al "lujo silencioso", definen los expertos.

En Chloé, firma a la que se unió en 2011 y logró reactivar, brilló en la creación de accesorios que terminaron convirtiéndose en las "piezas trofeo" de cada temporada.

Según Vogue, la función de Waight "quizá esté más enfocada a reencontrarse con la elegancia lineal que Hubert introdujera a partir de 1952 al convertirse en la firma de cabecera de mujeres como Audrey Hepburn o Jackie Kennedy". Y, en ese sentido, el mensaje de las instantáneas de Instagram parecía bastante claro.

Waight podrá ponerse a trabajar en la nueva colección de Givenchy el 1° de abril, cuando termine su contrato con Chloé. Su primera colección para la marca, entonces, será la de la temporada primavera/verano 2018, que presentará en la Semana de la Moda de París que se realiza en octubre. ¿Qué se espera de ella? Que continúe con la estética femenina que la caracteriza. Sus hits han sido los estampados floreados al estilo de los años 70 y los vestidos con grandes volados, que se unieron a la sastrería de diseño y una colección inspirada en las mujeres que andan en moto. Si las fans de Tisci eran estrellas mediáticas, las de Waight son artistas de bajo perfil: Solange Knowles, Isabelle Hupert y Clemence Poesy, todas ellas presentes en su último show con Chloé.

"Estoy deseando ver su contribución al continuo éxito de la maison", dijo Bernard Arnault, CEO de LVMH, en un comunicado en el que resaltó su amplia "experiencia y visión". "Estoy muy emocionado de ver cómo Clare trae su singular sentido de la elegancia y la modernidad a Givenchy. Explorando los 65 años de herencia y el savoir-faire de sus talleres, estoy seguro de que Clare ayudará a Givenchy a alcanzar su potencial", dijo por su parte Philippe Fortunato, director ejecutivo de Givenchy Couture, fundada en 1952.

Clare aprendió a tejer a los cinco años y, de hecho, su nombre se hizo conocido en el mundo de la moda cuando transformó una marca tradicional como Pringle of Scotland en una grifa moderna. Esa impronta innovadora la aprendió en el Ravensbourne College of Art y en The Royal College of Art, donde estudió. Debutó en el mundo del trabajo en Nueva York y con Calvin Klein, donde estuvo cuatro años. Luego aterrizó en Ralph Lauren y siguió formándose en Gucci. El punto más alto —hasta ahora— de su carrera llegó en Chloé, donde fue directora creativa e imprimió su amor hacia el arte y los diseños románticos. Ahora habrá que ver si igual que en ese momento, logra devolverle a la maison francesa el lujo discreto a impulso del cual creció.

PASO A PASO DE UNA CARRERA EN ASCENSO.

Infancia.

A los 5 años su madre le enseñó a tejer. Ese fue su primer paso en el mundo de la moda. Luego siguió perfeccionando esa técnica.

Formación.

Se formó en moda en el Ravensbourne College of Art e hizo un máster en Tejido de Moda en The Royal College of Art, ambos en Londres.

Trabajo.

Su primer trabajo fue en Nueva York para la división femenina de Calvin Klein. Luego trabajó en la línea de hombres de Ralph Lauren, donde ganó experiencia en sastrería.

Diseño.

En el año 2000 Tom Ford la contrató para trabajar en Gucci junto a Francisco Costa y Christopher Bailey como diseñadora "senior". Luego pasó a ser directora creativa de Pringle of Scotland, una grifa tradicional a la que ella aggiornó.

Premios.

En 2007 ganó el premio Scottish Cashmere Designer of the Year. Ese mismo año lanzó Pringle 1815, una línea de difusión en homenaje al año en que la compañía Pringle of Scotland fue fundada. Renunció en marzo de 2011 por "razones personales".

Carrera.

En mayo de 2011 fue nombrada directora creativa de Chloé, reemplazando a Hannah MacGibbon. Ahora su lugar lo ocupa Natacha Ramsay-Levi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)