SALUD

Una noticia que trae muchas dudas

La experiencia de ser padres primerizos viene con alegría pero también con muchísimas preguntas. Alejandra Frutos, periodista y madre, se propuso responderlas y reunió 547 en un libro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El cerebro de las mujeres cambia luego del embarazo

Ya sea esperado durante años o no muy planificado, si algo despierta el primer embarazo es un sinfín de preguntas, miedos y dudas. Encontrar las respuestas no es fácil y, muchas veces, entre la consulta médica, amigos, familiares e Internet, contar con un libro que despeje tanta interrogante es un excelente aliado. 547 preguntas que te harás antes, durante y después del embarazo (Aguilar), de la periodista Alejandra Frutos —que acaba de editarse— es un completo manual de fácil lectura, que abarca desde la búsqueda por tener un hijo hasta después del nacimiento. A continuación, algunas de las interrogantes y sus respuestas.

¿Por qué síntomas debo consultar al ginecólogo en el primer trimestre?

Sangrado, aunque sea escaso, pérdida de líquido, flujo, contracciones, dolores intensos son motivo para una consulta inmediata. Otro motivo son los vómitos permanentes que producen adelgazamiento.

¿En el perfil genético de mi bebé influyen solo nuestros genes, míos y del papá, o también de los abuelos o demás antepasados?

Todos los antepasados más o menos recientes están involucrados en el perfil genético de tu hijo. Esa es la razón por la que a veces es importante valorar si existen enfermedades a las que el futuro bebé pueda ser susceptible.

¿Está bien engordar un kilo por mes?

Eso de un kilo por mes es historia antigua. Lo que tengas que aumentar te lo dirá el médico o un nutricionista y es exclusivo de cada embarazada. Mientras que para algunas un kilo por mes será mucho, para otras puede ser insuficiente.

¿Debo cambiar la modalidad de cocción de algunos alimentos?

Si antes te gustaba la carne roja jugosa, olvidate; ahora tiene que venir bien cocida. Lo mismo para el pollo y el pescado, la cocción total de las carnes evita la transmisión de todo tipo de microorganismos. La yema del huevo también debe estar bien cocida.

¿Cuándo se sabe con certeza el sexo del bebé mediante ecografía?

Actualmente, con equipos de alta definición, hay grandes posibilidades de saberlo en el screening del primer trimestre. Si no, ya lo sabrás en la semana 16 y, sin duda, con la ecografía estructural de la semana 20.

Mi pareja teme dañar al bebé durante el coito. ¿Puede pasar?

Imposible que eso suceda con una relación sexual de penetración. Ni el semen ni el pene pueden dañar al feto. Otro temor es aplastarlo, lo cual es imposible, porque está perfectamente protegido en la bolsa amniótica.

¿Es verdad que no se debe tomar nada de alcohol?

Sí. Ninguna cantidad de alcohol está permitida durante el embarazo. Ni siquiera esa pequeña copa para brindar por alguna ocasión especial como un aniversario, despedir el año o para celebrar la Navidad. Si tomás alcohol durante el embarazo, tu bebé puede nacer con defectos a nivel físico y mental, lo que se conoce como síndrome alcohólico fetal.

¿Puede que los masajes estén contraindicados?

Por problemas de piel, várices, traumatismos o heridas recientes. Siempre es tu ginecólogo quien debe autorizar la práctica.

¿Puedo realizarme una radiografía, tomografía o resonancia estando embarazada?

Antes de realizar una radiografía se deberá evaluar la necesidad. Con respecto al examen tomográfico, es preferible realizar una resonancia magnética nuclear.

¿Podré estar acompañada en la maternidad por mi pareja cuando vaya a parir?

Sí. Y es un derecho consagrado en la ley N° 17.386, aplicable en todas las maternidades del país, públicas o privadas. Podrás estar acompañada por quien quieras durante el tiempo que dure el trabajo de parto, incluyendo el momento mismo del nacimiento, ya sea vaginal o por cesárea.

¿Puedo quedar embaraza en el puerperio?

Es raro que ovules en los primeros tres meses, pero puede pasar. Por eso es que se insiste en que no dejes al azar el tema de la anticoncepción en este período. Mejor tenerlo resuelto al alta hospitalaria o en lo siguientes controles con tu ginecólogo, a los pocos días, para estar preparada para cuando retomes las relaciones con tu pareja.

Del sexo magnífico a un período complicado.

El segundo trimestre "se puede convertir en un período magnífico para la sexualidad", señala Frutos en el libro. "El bebé está perfectamente anidado, atrás quedaron las inseguridades y malestares de los primeros meses y la panza, si bien se nota, no molesta", señala. Las hormonas que están circulando con el embarazo producen una vasodilatación, que origina una gran afluencia de sangre en la zona genital, aumentando la excitación, la facilidad para llegar al orgasmo y mantenerlo por más tiempo. Incluso, algunas parejas viven este trimestre como "la luna de miel del embarazo". Respecto al último trimestre, es "una realidad" que mantener relaciones sexuales puede complicarse. "Te sentirás más pesada, el cansancio será de todos los días y con una panza lo suficientemente voluminosa como para interferir en la relación sexual". En este período, a su vez, algunos hombres se sienten incómodos por la prominente panza y otros tienen deseo pero les cuesta manifestarlo. "Pero todo este combo tampoco lo hace imposible", señala Frutos. Y agrega: "Tendrán que buscar otras posturas (de lado por ejemplo), apostar al diálogo y a la creatividad".

El después y mucha sensibilidad.

El período que comienza después del alumbramiento se denomina puerperio y lleva algunos meses. En esa etapa, una de las complicaciones más importantes es una infección. "Por eso debes estar atenta a ciertos síntomas de alarma como fiebre, loquios fétidos, chuchos de frío persistentes, malestar general, decaimiento y dolor de mamas", señala Frutos en su libro. En este tiempo se supone que la mujer va perdiendo peso, principalmente si da de mamar y lleva una dieta sana. "La obesidad está relacionada con el embarazo (30% de los casos de obesidad), por lo que a los seis meses deberías tener el peso de antes de quedar embarazada, si es que comenzaste con un peso adecuado", señala la autora. Más allá de lo físico, el puerperio es una etapa de crisis, de sentimientos de vulnerabilidad, de una sensibilidad extrema donde la mujer se descubre en su rol de madre y se conforman nuevas relaciones familiares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)