Tecnología

Para que la mejor foto no se pierda

Pendrives que se conectan al celular, servicios que van extrayendo las fotos y las archivan en las nubes, y software que cataloga las imágenes son algunas soluciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los expertos recomiendan usar varias tarjetas de hasta 16 gigas.

Qué hacer con las toneladas de fotos que se toman en las vacaciones? ¿Cómo ordenarlas, clasificarlas y respaldarlas para que esos recuerdos sean fáciles de encontrar y, además, perduren por largo tiempo?

Para quienes toman sus fotos con el teléfono hay dos formas sencillas de ir respaldando las imágenes que, a la vez, "liberan" espacio en la memoria del aparato. Una de ellas es contar con un pendrive del tipo dual, cuya particularidad es que además de tener un puerto USB para conectarlo a una computadora, en el otro extremo posee un puerto mini USB para enlazarlo con un celular Android. "Hay de 16 GB a 64 GB de capacidad, que son más que suficientes para las vacaciones. Eso sí, hay que cerciorarse de que el celular tenga sistema operativo Android 4.0 o superior y que soporte la tecnología On the Go (OTG)", dice Francisco Silva, gerente de Territorio de Kingston Technology.

También se puede recurrir a sistemas de respaldo "en la nube", como Google Photos, que ofrece almacenamiento ilimitado, o Dropbox, que ofrece inicialmente 2 GB, pero que se puede ampliar a 16 GB si se invita a amigos. Para respaldar con estos servicios es necesario contar con conexión a Internet, ya sea a través de wifi (óptimo) o una cuenta de datos móviles.

"Google Photos, además de ofrecer almacenamiento inmediato en la nube, que hace que perder fotos sea casi imposible, tiene una serie de herramientas que ayudan al fotógrafo amateur. Una de ellas es la facilidad para encontrar las imágenes archivadas ya sea por personas, fecha o lugar en que fueron tomadas. Además tiene filtros entretenidos y automáticos que permiten, por ejemplo, hacer una animación de una serie de fotografías tomadas en ráfaga o bien hacer la historia de un viaje mostrando, junto con las fotografías, un mapa con el recorrido que se hizo, incluso con música de fondo", dice Alejandra Bonati, gerenta de comunicaciones en Google Chile.

Recuerdos a salvo.

"Al contrario de lo que uno cree, los fotógrafos profesionales prefieren las tarjetas de memoria de poca capacidad, a lo más de 16 GB. La razón: si usan tarjetas grandes, corren más riesgos de perder una cantidad más grande de fotografías si se extravían o fallan. Además, al usar varias tarjetas pequeñas van rotando su uso y así evitan el desgaste y la falla de una sola gran tarjeta", dice Silva. Esta misma práctica es aconsejable para el fotógrafo amateur. También es importante viajar con un lector de tarjetas, para hacer el traspaso de las fotografías a un disco duro externo o a un pendrive de mayor capacidad. O se puede recurrir a servicios de almacenamiento en la nube, como Flickr, especializado en imágenes, y que ofrece 1 terabyte de capacidad.

A la hora de ordenar las imágenes hay software que ayuda en esa tarea. Los hay profesionales, tal como LightRoom (de Adobe), hasta otros gratis como Picasa (de Google) o Fotos (para Apple). Estos permiten crear álbumes, etiquetar fotos y organizarlas según distintos parámetros. También hacer ediciones, como correcciones de color, luminosidad y encuadre.

"Antes de catalogar o etiquetar las fotos es bueno pensar qué criterios se van a usar. Si se hace desordenadamente, es igual de complicado ubicar una foto cuando se necesite. Una recomendación es hacer carpetas o álbumes por años y, al interior de ellas, por eventos", dice el fotógrafo Eduardo Cerda-Sánchez.

Para evitar problemas con las tarjetas de memorias, Silva recomienda dejar de sacar fotografías apenas aparezca el indicador de baja batería en la cámara o el celular. "Muchos de los problemas de fallas o archivos corruptos se producen por la falta de energía", advierte. Si por error se borraron fotografías invaluables desde un pendrive o tarjetas de memoria, se pueden recuperar con programas como Rescue Pro, que viene gratis en algunos pendrives, pero que también puede adquirirse. Eso sí, para que opere adecuadamente hay que dejar de usar la tarjeta para que las fotos no se pierdan para siempre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)