NOMBRES DEL DOMINGO

El marido que mejor cotiza

El hombre que conquistó el corazón de Pippa Middleton se llama James Matthews, es fanático de los deportes y un empresario exitoso.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los flamantes esposos. Foto: Reuters

Dicen que las segundas partes nunca son buenas. Pero a veces, aun fuera de los cuentos de hadas, las segundas partes tienen un final feliz. Ese parece haber sido el caso de Pippa Middleton y su ahora marido James Matthews. Después de varios años de idas y vueltas, terceros en discordia, distanciamiento y supuesta pura amistad, la hermana menor de Kate y cuñada del príncipe Guillermo fue noticia en todo el mundo por su propia boda. Mientras ella ya era figurita conocida en los medios, para la mayoría de la opinión pública Matthews era casi anónimo. Pero ya no.

Su historia, por más que no incluya reinas y reyes, tiene todos los ingredientes que la vuelven atractiva: fortuna propia, tragedia familiar y un hermano estrella de la televisión. Con 41 años (ocho más que ella) y educado en Eton College (el mismo que Guillermo y Enrique), Matthews es el director ejecutivo de Eden Rock Capital Management, un fondo de cobertura que fundó en 2001 y en 2007 ya gestionaba inversiones por valor de más de 1.340 millones de euros. Su empresa fue bautizada con el nombre del hotel de sus padres, una propiedad de lujo en la isla San Bartolomé. Allí, en uno de los rincones favoritos de ricos y famosos en el Caribe, más de una vez ha veraneado junto a su familia política. Antes de tener el hotel, sus padres, David y Jane Matthews, hicieron negocios de éxito en el mundo automotriz.

"Agudo, trabajador y con olfato para los negocios", fueron tres de las cualidades que se le atribuyeron cuando el compromiso todavía no era un hecho. También se hizo énfasis en la cantidad de cosas que la pareja tenía en común, como el hecho de que ambos venían de familias de origen humilde que habían hecho una gran fortuna en base al trabajo. "Tanto Pippa como James son nietos de sendos mineros de carbón del Norte de Inglaterra e hijos de millonarios hechos a sí mismos", escribió El País de Madrid tras conocerse la noticia del compromiso. Además de eso, a ambos les fascinan los deportes extremos. De hecho, incluso cuando no eran novios se los vio (y fotografió) llevando a cabo proezas, como participar en un maratón de esquí de fondo en Noruega o en una carrera de 75 kilómetros a nado en Suecia, casi siempre con fines benéficos.

El deporte no es solo un pasatiempo para la familia de James, sino parte de su fortuna y su cruz. Su hermano mayor, Michael, falleció descendiendo del Everest justo después de haberse convertido en el británico más joven en coronar su cima. Su cuerpo nunca fue encontrado y la familia creó, en su memoria, una fundación que financia la construcción de escuelas en países como Nepal o Tailandia.

El propio James, fanático de la velocidad y el automovilismo, soñaba con ser piloto de carreras. Ahora es dueño de un avión privado (un Pilatus PC-12 valorado en más de 3.9 millones de dólares), pero a los 18 años ganó los campeonatos británico y europeo de Fórmula Renault y se hablaba de su salto a la Fórmula 1. "La cabeza, no obstante, pudo más: a los 19 colgó los guantes de piloto (y de propina también se saltó la universidad) y empezó a trabajar como trader", consignó El País de Madrid.

El empresario tiene otros dos hermanos, Nina y Spencer, a quien los medios ya tildaron como "la oveja negra" que toda familia debe tener. Es que Spencer se hizo famoso por haber participado en tres reality shows de la televisión inglesa, Made in Chelsea, The Bachelor y Im a Celebrity... Get me Out of Here. Y la gota que desbordó el vaso: haber confesado públicamente que tuvo sexo con más de mil mujeres.

Para muchos, la noticia del casamiento llegó demasiado rápido. Lo que sucedió, en realidad, es que la relación de pareja había empezado bastante tiempo antes. Allá por 2012 Pippa y James tuvieron un "breve romance". Cuando terminaron, poco se supo de James. De ella, en cambio, se dijo que iba como "las abejas de flor en flor" y la prensa inglesa ya hablaba del "problema de Pippa". "Tras aquella ruptura ella tuvo varios romances siempre con financieros u hombres de buen ver bien colocados en el sector de las finanzas", consignó El Mundo. En los últimos tres años mantuvo una relación a distancia con el corredor de bolsa Nico Jackson, radicado en Ginebra.

Fue en 2016 que Pippa volvió al viejo amor. Primero fueron solo rumores, luego alguna foto y finalmente la confirmación, cuando se dejaron ver en público en el torneo de tenis de Wimbledon, del que ambos son habitués. Antes de casarse, incluso, llegaron a convivir en la casa que James tiene en Chelsea, una propiedad valuada en 22 millones de dólares y que tiene hasta cine propio.

La noticia del compromiso se difundió en un escueto comunicado oficial en julio pasado: "La señorita Pippa Middleton y el señor James Matthews están encantados de anunciar que se comprometieron el pasado domingo 17 de julio, y que planean casarse el año que viene". Cinco años después de convertirse en la dama de honor más famosa del mundo —todavía muchos recuerdan el ceñido vestido de McQueen que le valió el apodo de "the Royal Hotness", algo así como "la realeza sexy"— Pippa había encontrado su propio príncipe. Los rumores, en tanto, parecieron no preocuparle a ella ni a su familia. "Muchos dirán que James es un tipo con suerte por haber encontrado a Pippa", declaró un amigo de la pareja al Daily Mail, que tuvo la primicia del compromiso. "Pero yo diría que la afortunada es ella. Es un auténtico partidazo".

Un clásico como los de antes.

En una colina de la región del Lake District, con una rodilla en la tierra y un anillo de diamantes en la mano, James Matthews le pidió matrimonio a Pippa Middleton. Antes, el joven le había pedido la mano al padre de la novia. "Es que James es muy conservador y quería hacer las cosas como es debido", dijeron fuentes cercanas al Daily Mail.

La boda se celebró el 20 de mayo y estuvo repleta de detalles especiales e invitados ilustres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)