Cultura

Cuando tu libro lo lee Gates

El mutimillonario empresario y filántropo mantiene el blog Gate Notes, donde hace reseñas de muchos títulos; sus críticas se transformaron en una referencia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gates dice que lee unas 50 obras al año y que siempre prefiere hacerlo en papel.

El escritor Evan Thomas está más que acostumbrado a leer reseñas sobre sus libros. Durante los años, sus biografías best seller de Robert F. Kennedy y Dwight D. Eisenhower, entre otra media docena de volúmenes, fueron reseñados por The New Yorker, The Washington Post y The Atlantic. Pero tras la publicación de su más reciente trabajo, Being Nixon: A Man Divided (Ser Nixon: un hombre dividido), Thomas tuvo una experiencia totalmente novedosa: el efecto Bill Gates.

Un par de días antes de Navidad, Thomas se enteró de que su libro sobre Nixon había recibido una crítica muy favorable en Gates Notes, el blog del megamillonario Bill Gates. "Es sorprendente la cantidad de biografías en las que el autor pinta a los sujetos de su análisis en términos de blanco o negro —escribe Gates—. Un ejemplo clásico es el del expresidente estadounidense Richard Nixon, quien suele ser retratado como poco más que un corrupto y un fanático de la guerra. Así que es refrescante encontrarse con una visión más equilibrada en Being Nixon, del autor y periodista Evan Thomas".

Gates hasta se toma el trabajo de ilustrar su reseña con una fotografía del libro sobre un escritorio, y rodeado de objetos vintage de la era Nixon, como un clásico teléfono negro con disco de marcado.

Thomas se sorprendió mucho. "No conozco personalmente a Bill Gates —dice—. Ni siquiera sabía que tiene un blog sobre libros". "Estoy muy entusiasmado por el alcance que tiene ese blog", continúa Thomas, y agrega que las ventas de su libro se dispararon poco después de aparecida la crítica. "Me di cuenta de que el blog tiene muchísimos lectores, porque ahora recibo comentarios de gente de lo más diversa".

Durante años, el cofundador de Microsoft, que ahora se dedica a la filantropía a través de la Fundación Bill & Melinda Gates, garabateaba comentarios y notas en los márgenes de los libros que leía, y luego les enviaba diversas recomendaciones de lectura por mail a sus amigos y colegas.

Un tiempo después, empezó a postear esas recomendaciones y críticas en un blog. "Hace un par de años se me ocurrió que podía estar bueno empezar a compartir esos comentarios públicamente —contestó Gates para esta entrevista por mail—. Siempre me gustó leer y aprender, así que me parece genial que la gente vea la reseña de un libro, se entusiasme, lo lea y después comente con sus amigos lo que piensa, o lo publique online".

Gates dice leer unos 50 libros al año, y que siempre prefiere las ediciones en papel frente a las plataformas digitales. Cuando tiene mucho trabajo, lee uno o dos libros por semana, pero en épocas de descanso con su familia suele tener entre manos entre cuatro o cinco.

Le encanta leer desde que era chico. "Hasta leía la enciclopedia por pura diversión —recuerda—. Y tenía la suerte de que mis padres me compraban cualquier libro que les pidiera".

El blog de Gates tiene otras varias secciones, aparte de la dedicada a los libros. También escribe sobre su labor filantrópica y los emprendimientos de su fundación en temas de salud, educación y otros asuntos. El sitio está lleno de guiños personales, como un slide-show de fotos con su amigo Warren Buffett (incluida una de Buffett haciendo flexiones de brazos en la fiesta de cumpleaños número 50 de Gates) o una oda a su padre en el 90 aniversario de su nacimiento. Pero la sección de libros parece ser la que concita más atención de los cibernautas.

Un criterio bastante amplio.

En Gates Notes suele recomendar libros referidos a cuestiones científicas o de salud pública. Este año leyó y les levantó el pulgar a Stuff Matters: Exploring the Marvelous Materials That Shape Our Man-Made World (Cosas de la materia: una exploración de los maravillosos materiales que dan forma al mundo hecho por el hombre), de Mark Miodownik; On Immunity: An Inoculation (Sobre la inmunidad: una inoculación), de Eula Biss, y Should We Eat Meat? Evolution and Consequences of Modern Carnivory (¿Hay que comer carne? La evolución y las consecuencias del carnivorismo moderno), de Vaclav Smil, entre muchos otros.

En diciembre publicó una "lista corta" de recomendaciones y la acompañó con un video de sus lecturas favoritas de 2015 (sus reseñas no son necesariamente sobre libros publicados durante el año en curso). La lista incluía la biografía de Nixon escrita por Thomas, Eradication: Ridding the World of Diseases Forever? (Erradicación: ¿deshacerse para siempre de las enfermedades del mundo?), de Nancy Leys Stepan, y Mindset: The New Psychology of Success (Mentalidad: la nueva psicología del éxito), de Carol S. Dweck.

En la lista de favoritos del año también incluyó Thing Explainer: Complicated Stuff in Simple Words (El explicador: cosas complicadas en palabras simples), de Randall Munroe, caricaturista, autor de novelas gráficas y creador del blog XKCD.

Ya a principios de 2015, Gates se había desecho en elogios para con otro libro de Munroe, What If? Serious Scientific Answers to Absurd Hypothetical Questions (¿Y qué pasaría si?: Respuestas científicas serias a preguntas hipotéticas absurdas). En esa oportunidad, escribió: "Me imagino que nadie se detuvo a pensar lo que pasaría si lanzara una pelota de béisbol al 90 por ciento de la velocidad de la luz. Yo tampoco, pero no importa, porque Randall Munroe ya lo pensó y lo explica claramente en su libro".

Munroe recién se enteró de que Gates lo había leído cuando un familiar le envió una captura de pantalla donde se lo veía a Gates leyendo el libro. "Me quedé mirando la foto un buen rato. No registraba bien lo que pasaba, no sabía qué hacer", respondió Munroe al ser consultado sobre su reacción.

Gates dijo también que en sus reseñas siempre incluye algunos datos que le parecen de alguna manera importantes para el lector, aunque decidan no leer el libro. "Leo manuales sobre salud pública global que están llenos de datos demasiado técnicos para el público en general, así que esos en general no los reseño —comenta—. Pero hago excepciones con libros como Sustainable Materials: With Both Eyes Open (Materiales sustentables: con los dos ojos bien abiertos), porque las conclusiones de sus autores sirven para clarificar algunos hechos básicos importantes. Me gusta compartir lo que aprendo en libros como ese porque sé que la mayoría de la gente no los leerá, aunque sí está dispuesta a leer las 800 palabras de una reseña."

Gates también comparte algunos títulos inesperados, como la novela The Rosie Project (El proyecto Rosie), de Greame Simsion, sobre la que escribió: "La empecé a las 11 de la noche de un sábado y me quedé despierto leyendo hasta las 3 de la mañana. Todos los que algunas veces nos sentimos excesivamente lógicos y racionales nos identificaremos con el protagonista, un profesor de genética que padece síndrome de Asperger y que sale a buscar esposa. (Melinda estaba segura de que me gustarían las partes donde el protagonista se obsesiona con optimizar su agenda de actividades. ¡Y tenía razón!)".

Lo que Gates lee o deja de leer depende en parte de la influencia de su esposa, Melinda; de su trabajo, y de las experiencias que lo conmueven. "Hace poco, alguien de la fundación me recomendó The Vital Question, de Nick Lane, un libro sobre las mitocondrias y los orígenes de la vida en la Tierra. El libro es tan bueno que no bien lo terminé, mandé comprar todos los demás libros de Lane", dijo Gates. "Esa es una de las cosas que más amo de leer. Cada libro abre nuevas avenidas hacia la exploración del conocimiento".

RECOMENDACIONES

Lo mejor del año que pasó según el dueño de Microsoft

En su blog, Bill Gates casi nunca publica reseñas negativas y explica que no ve razón en malgastar el tiempo de nadie en decirles por qué no deberían leer tal o cual libro. Y al respecto, también hace autocrítica: "Tengo el hábito poco recomendable de leer hasta la última página de todo libro que empiezo. Y si no estoy de acuerdo con un libro, pierdo un montón de tiempo haciendo mil anotaciones en los márgenes. Es medio perverso: cuanto menos me gusta un libro, más tiempo me lleva leerlo".

Desde que los editores se enteraron del interés que despiertan las reseñas de Gates, se devanan los sesos para encontrar la manera de que sus libros lleguen a sus manos. Stephanie Kim, encargada de prensa del editor Munroe, movió cielo y tierra hasta conectarse con alguien del equipo de Gates, pero se limitaron a contestarle: "No tenemos la menor injerencia en lo que Bill elige leer. Nosotros le ponemos los libros sobre el escritorio y él decide qué leer". Al final se ve que Kim tuvo suerte y la obra de Munroe recibió elogios de Gates: "Escribió una maravillosa guía para mentes curiosas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)