vea la fotogalería

Hora de descubrir el Oeste

Al borde del río Uruguay un polo turístico que conjuga naturaleza y seguridad crece y busca consolidarse.

El muelle de Nuevo Berlín atrae por la pesca y su bello entorno. Foto: Héctor Gómez
El muelle de Nuevo Berlín atrae por la pesca y su bello entorno. Foto: Héctor Gómez
En Las Cañas cada vez hay más argentinos que se radican. Foto: Archivo El País
En Las Cañas cada vez hay más argentinos que se radican. Foto: Archivo El País
Esperan lleno total para esta Semana de Turismo en Las Cañas. Foto: Daniel Rojas
Esperan lleno total para esta Semana de Turismo en Las Cañas. Foto: Daniel Rojas
En el Frigorífico Anglo habrá visitas nocturnas esta semana. Foto: Daniel Rojas
En el Frigorífico Anglo habrá visitas nocturnas esta semana. Foto: Daniel Rojas
El turismo náutico es uno de los principales atractivos del área. Foto: Daniel Rojas
El turismo náutico es uno de los principales atractivos del área. Foto: Daniel Rojas
En el Parque Estero de Farrapos se pueden observar más de 200 especies de aves. Foto: Daniel Rojas
En el Parque Estero de Farrapos se pueden observar más de 200 especies de aves. Foto: Daniel Rojas
El Oeste es un destino que suele elegirse para ir en familia. Foto: Daniel Rojas
El Oeste es un destino que suele elegirse para ir en familia. Foto: Daniel Rojas
En San Javier se puede disfrutar de toda la tradición rusa en Uruguay. Foto: Daniel Rojas
En San Javier se puede disfrutar de toda la tradición rusa en Uruguay. Foto: Daniel Rojas

Mientras un grupo de adolescentes disfruta el mediodía extendiendo sus cañas y aparejos sobre el muelle de Nuevo Berlín, una embarcación se acerca a la costa. Cuando atraca, varios hombres bajan a tierra y se preparan para regresar al campamento. Oriundos de la zona comprendida entre Colonia Valdense y Ecilda Paullier, este grupo de amigos — entre los que hay productores lecheros, constructores y empleados— elige desde hace 20 años esta área de Río Negro para pasar unos días. "Siempre tratamos de salir entre el feriado de Carnaval y Semana de Turismo y elegimos este lugar porque nos gusta pescar, porque venimos a respirar aire puro y a estar tranquilos. Aquí no es necesario trancar nada porque nadie te toca las cosas", dice Oscar Fort, sentado al volante de su camioneta, mientras otros del grupo recogen la lancha.

La pesca ha sido fructífera, así que los visitantes cierran su estadía de cuatro días con las expectativas cumplidas. Sacaron tres dorados y dos pintados y se les escaparon un par de peces más, pero eso es lo de menos. "La pasamos bárbaro, son tres o cuatro días donde el que tiene tambo ni se acuerda de los animales ni del trabajo. Uno se aleja de los problemas por un rato", resume Oscar.

La presencia de estos turistas no es casual. La oferta de sol y playa de Las Cañas, el complejo de islas del río Uruguay entre Nuevo Berlín y San Javier y el parque Nacional Esteros de Farrapos son opciones cada vez mas frecuentadas por quienes buscan lejos del glamour de las playas del Este un lugar de descanso y reencuentro con la naturaleza. El Oeste ofrece belleza, tranquilidad y seguridad para quienes desean compartir en familia, una mix que esta Semana Santa atrae visitantes de todo Uruguay y también desde Argentina.

"Visualizamos un enorme potencial si vemos, por ejemplo, que en Río Negro contamos con el parque Nacional Esteros de Farrapos que es súper extenso e involucra a dos comunidades (Nuevo Berlín y San Javier), en Fray Bentos el segundo sitio que es patrimonio mundial del país y luego la referencia clara de Las Cañas", indicó la directora de Turismo de la Intendencia Andrea Schunk.

Las Cañas.

El balneario Las Cañas es considerado el paraíso natural por excelencia de la costa Oeste uruguaya y espera para esta Semana Santa tener su capacidad colmada, según diversas consultas realizadas por Domingo. Es casi como una ecuación matemática: quienes llegan a conocerlo terminan volviendo y hasta eligiéndolo como destino para vivir. Hace décadas se transformó en el primer refugio de muchos argentinos que cruzan por el puente y se encuentran a tan solo 16 kilómetros de la frontera con este privilegiado espacio natural.

Si bien es en verano cuando vive su momento de esplendor y recibe hasta 20 mil personas cada fin de semana, para los amantes de Las Cañas es primavera y otoño donde más se disfruta. La extensión de playa rodeada con sombra natural, la constante limpieza del centro poblado por parte de la comuna, sumado a que cada vecino se preocupa de mantener su jardín en condiciones y la seguridad son aspectos que sobresalen a simple vista y cotizan al alza cuando se trata de cautivar a familias que buscan calidad de vida.

Raquel Borges dirige la inmobiliaria Las Cañas con oficinas establecidas en su propia casa. "Este es mi lugar en el mundo", es una de las frases que Raquel escucha con frecuencia de los argentinos que llegan en distintas épocas del año. "Aquí encuentran lo que vienen a buscar. Específicamente existe una estructura agradable, higiénica, presentable, mucha paz y buen trato de los lugareños con lo que se sienten bienvenidos", señala. Y agrega: "Algo que los visitantes resaltan permanentemente es el avistamiento de aves y, además, cómo los pájaros son tan amigables. Una mujer contaba feliz que había tomado mate rodeada de calandrias y es que las mañanas en Las Cañas tienen una energía especial, un despertar maravilloso entre el silbido de diferentes especies", cuenta quien optó luego de jubilarse como maestra a radicarse definitivamente en el balneario a orillas del río Uruguay.

Desde que asumió Mauricio Macri en Argentina y levantó las restricciones monetarias, los visitantes del país vecino retornaron a esta zona de Uruguay, un viejo amor que nació en los 80. El verano pasado ingresaron al país por la frontera de Fray Bentos 65.000 turistas más que el año anterior; en los tres meses de temporada llegaron por ese cruce 405.000 visitantes.

En Las Cañas su presencia se hizo notar; los argentinos representaron 40% del total de veraneantes. "Enero fue muy bueno con ocupación completa los fines de semana y superior al 80% entre semana. Febrero tuvo altibajos porque empezó con dos fines de semana lluviosos, pero luego Carnaval representó el período de mayor asistencia al balneario y los operadores debieron rechazar varias solicitudes de alojamiento" indicó Schunk y añadió que la última temporada "fue bastante superior a la de 2016".

Entre los puntos que más valoran los turistas están, sobre todo, la tranquilidad, que les permite escapar de la muchedumbre y el tránsito de las ciudades. A su vez, el diseño urbanístico de Las Cañas también ayuda: el tránsito vehicular sale por dos entradas, una en cada extremo, y la zona del medio, que es donde se encuentran las casas, siempre se muestra despejada. "No es un detalle menor que los niños puedan andar en bicicleta libremente, es un elemento de significativo valor agregado, porque básicamente aquí vienen familias que buscan entre otras cosas que sus hijos puedan estar más libres", reflexiona Borges, propietaria de la inmobiliaria.

Osvaldo Esteban es uno de los tantos argentinos que junto a Susana, su esposa, decidieron construir su casa de veraneo en Las Cañas, que transformaron rápidamente en su residencia permanente. Llegaron por primera vez hace 20 años, con solamente la expectativa de un lugar donde acampar y pescar.

Descubrieron Las Cañas por el hermano de Susana que siempre iba al Chuy hasta que encontró "la perla del litoral". "Llegamos por primera vez en diciembre de 1997, era la época de oro, con 2.500 carpas y casi 20 mil personas. Nosotros estuvimos tres horas dando vueltas buscando un pedacito de terreno donde acampar", recuerda. "Mi idea era jubilarme e irnos a vivir al Sur de Argentina. Mi mujer se enamoró del lugar y lógicamente como se hace todo lo que el hombre propone, ahora estamos desde hace 10 años viviendo acá", dice Osvaldo con una sonrisa dibujada en su rostro y feliz de haberle hecho caso a su compañera de ruta.

Con total franqueza, revela uno de los secretos que les ha ayudado a arraigarse en la zona cercana a Fray Bentos, sitio del que destaca que con solo caminar 20 metros está a la sombra, al lado del río, tomando mate. "Cuando queremos fortalecer el deseo de seguir acá, vamos a Buenos Aires, vemos el barullo y el desorden, entonces volvemos con mucho gusto", dice Osvaldo, que no deja pasar cinco segundos para lanzar otra reflexión: "Aquí ganamos en calidad de vida. En Buenos Aires tenés casi todo lo material, pero no tenés lo esencial que son cinco minutos para tomar un café con un amigo".

Nuevo Berlín.

Consciente de este potencial, la directora de Turismo de Río Negro viene trabajando desde que asumió en la necesidad de establecer atractivos durante todo el año de forma de generar un desarrollo sostenido. Ella fue la técnica responsable de coordinar el Corredor de los Pájaros Pintados — la región que se recuesta en el litoral del Río Uruguay— que se terminó de armar como destino en el período anterior.

La primera estación fluvial en habilitarse fue Villa Soriano y luego el trabajo se extendió más al Norte, en sitios como Nuevo Berlín y San Javier, dos localidades que atraen cada vez más visitantes por estas fechas, en busca de un turismo distinto.

Ubicado a 45 kilómetros de Fray Bentos, Nuevo Berlín, un pintoresco pueblo fundado por alemanes, propone actividades como paseos en bote por el río e islas, que también incluyen la opción de visitar los apiarios flotantes, donde se puede apreciar las colmenas y participar del proceso de producción de la miel isleña.

Al servicio de camping y visitas guiadas por la localidad, se agrega la posibilidad de practicar pesca deportiva, visitar los íconos culturales y disfrutar de la historia que tanto le gusta relatar a sus pobladores.

Un atractivo que vale la pena conocer es el sendero turístico La Yeguada. Durante la travesía se puede apreciar flora y fauna nativa, así como hallazgos arqueológicos de los pueblos originarios que allí se asentaron. Es un sitio de ocupación prehispánica recurrente, por lo que durante siglos se acumularon vestigios de comunidades indígenas que elegían el arroyo que da nombre al sendero, casi en la desembocadura misma al río Uruguay.

"Es un lugar especial, místico, porque justo aquí se asentaron las comunidades indígenas por generaciones enteras", explica Silvia Felloza, guía local, quien participó en la elaboración de un video institucional del Ministerio de Turismo. La visita se hace un tramo a pie y otra embarcado. También se puede observar el área desde un mangrullo construido con madera de la zona.

"Vienen de todas partes porque esto te permite escuchar la naturaleza misma: el ruido del viento empujando las hojas, el canto de las aves. Es un momento de paz que hace que por un rato te olvides de todo", explica la guía que junto al grupo local de trabajo espera a los visitantes que se acerquen esta Semana de Turismo.

Quienes lleguen hasta Nuevo Berlín verán una segunda estación fluvial en construcción que, en unos tres meses cuando esté finalizada, tendrá un centro de informes, oficina del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP), cafetería y gabinetes higiénicos. "Pensamos que será un centro de referencia para los visitantes que lleguen tanto por tierra como por agua", sostuvo Schunk. Además, el ministerio adquirió en 2015 una embarcación por 50 mil dólares, para realizar paseos por el río y conocer todo el sistema de islas compartidas con Argentina, pero hasta el momento no ha podido navegar. "Estamos avanzando con las autorizaciones al concesionario", explicó la directora.

San Javier.

Acercarse a la cultura rusa en Uruguay es sinónimo de visitar San Javier, un pueblo fundado por inmigrantes de ese país, dueño de un encanto particular que conserva construcciones fundacionales, gastronomía típica y producción artesanal de calidad.

Es, además, una de las puertas de entrada al Parque Nacional Esteros de Farrapos e Islas del Río Uruguay. El grupo local de turismo organizará esta semana visitas guiadas desde el balneario Puerto Viejo, ubicado a cinco kilómetros de la localidad, donde en 1913 la cultura rusa desembarcó para asentarse definitivamente en la zona.

Por allí el turista puede conocer los senderos del parque Nacional Esteros de Farrapos, una de las mayores reservas de humedales, donde el avistamiento de aves suele sorprender a los visitantes, que pueden llegar a identificar hasta 200 especies. El lugar es frecuentado por europeos amantes del ecoturismo y también es considerado por los expertos como un excelente punto para practicar la pesca deportiva.

Si el clima acompaña la playa puede ser una buena opción; cuenta con servicio de camping, moteles y parador. Además, hay paseos guiados por el pueblo en los que se visitan los sitios históricos de la colina rusa y talleres de artesanía. Si la idea es un poco más de aventura, hay salidas de pesca deportiva y en kayak.

Hoy dará inicio la Fiesta del Girasol, donde los descendientes de rusos celebran con bailes típicos y comidas tradicionales el hecho de haber sido pioneros en la plantación y procesamiento de esta planta. Orgullosos de su cultura, dan la bienvenida a todos quienes quieran aprender sobre sus costumbres. "Esto es único en el país", destacó Schunk.

El shaslik (carne asada en base a cordero), vareniky (pasta similar a los agnolotis pero rellenos de ricota y bañados de crema doble) y piroj (postre en base a dulce de zapallo) forman parte de la tradicional cocina que se ofrecerá, además de mermeladas caseras y el kvas, un vino de miel que aconsejan consumir de forma moderada. También habrá originales bordados y réplicas de las mundialmente conocidas matrioskas (muñecas creadas en 1890), que los artesanos locales diseñan en diferente tamaño.

Además, sobre el emblemático Galpón de piedra, se montará un escenario al aire libre donde habrá actividades durante todo el día.

Aguas termales y visitas constantes.

Río Negro se consolida como un polo de atracción turística que presenta varios desafíos hacia el futuro, entre ellos mantener un flujo constante de visitantes. La posibilidad de explotación de aguas termales es una opción en varios puntos del departamento y la Intendencia busca actores privados que estén interesados. A su vez, las autoridades, tanto municipales como nacionales, apuntan a potenciar la declaración de patrimonio realizada por la Unesco de todo el paisaje cultural de Fray Bentos con su epicentro en el Frigorífico Anglo y también promover el turismo náutico a lo largo del río Uruguay.

Actividades de Semana Santa.

En Las Cañas el Viernes Santo se realizará un campeonato de pesca y los visitantes podrán disfrutar de una paella en el parador "La Balsa", donde también habrá una peña folclórica el fin de semana. El domingo 16 de abril, con motivo del aniversario de Fray Bentos, el teatro de verano recibirá a Valeria Lima y a la banda municipal con un repertorio adelantando la celebración de los 100 años de La Cumparsita.

Esta semana una opción distinta: conocer el Anglo de noche.

Unas 14 mil personas, con un claro aumento de europeos, visitan anualmente el Frigorífico Anglo, único complejo cárnico de su tipo que aún se mantiene en pie. Lucía Lewowicz, directora del Departamento de Historia y Filosofía de la Ciencia de la Facultad de Humanidades, aseguró que la fábrica fraybentina donde comenzó una verdadera revolución es la primera multinacional de alimentos procesados en la historia de la humanidad. Primero el extracto de carne y luego el corned beef fueron los dos productos de origen fraybentino que se hicieron mundialmente famosos.

Esta semana los turistas tendrán la oportunidad de recorrer la "cocina del mundo" en visitas que comenzarán en la tardecita para terminar en la noche. Caminar y redescubrir entre penumbras antiguos pasillos y enormes máquinas que dieron origen a la revolución industrial en el río de la Plata, supone conocer desde un ángulo diferente al gigante gastronómico que abasteció a los aliados durante las dos guerras mundiales. Será lunes, martes y miércoles, mientras que el viernes de 10 a 17 horas habrá una feria de artesanos y espectáculos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)