Nombres

Más que Hollywood

Actores, directores y músicos se vuelcan al turismo, más como negocio que para vacacionar. De la isla de DiCaprio en Belice, al rancho de Eastwood y el centro de esquí de Redford.

Donatella Versace.
Donatella Versace.
Gloria Estefan.
Gloria Estefan.
Clint Eastwood.
Clint Eastwood.
Leonardo Di Caprio.
Leonardo Di Caprio.

No alcanza con una casita en un lugar único para unas vacaciones perfectas. Tampoco suele ser suficiente quedarse con el rubro que los hizo millonarios. Muchos artistas de Hollywood y músicos de fama mundial apostaron directamente a tener su propio hotel, generalmente en sitios exclusivos y con detalles de nivel.

Hace poco tiempo fue noticia Leonardo DiCaprio y su ambicioso proyecto ecologista en Belice. Además del futuro resort del actor, hay otras propuestas para dormir en hoteles, nunca mejor dicho, con muchas estrellas, encabezadas por figuras tan disímiles como Robert De Niro, Donatella Versace y Gloria Estefan. A continuación, alguna de estos emprendimientos.

Di Caprio ecológico.

Leonardo DiCaprio, entre película y película, está trabajando en la construcción de un exclusivo complejo turístico en una isla desierta de Belice. "El principal objetivo es hacer algo que cambie el mundo", dijo el actor en una entrevista con el diario The New York Times y aseguró que busca crear algo "revolucionario en el movimiento ecologista". DiCaprio compró hace una década el cayo Blackadore, una pequeña isla desierta de 420 hectáreas, frente a la costa de Belice, por 1,75 millones de dólares. "Era como el cielo en la tierra", dijo sobre la zona, que sin embargo en las últimas décadas sufrió un importante deterioro medioambiental.

Ahora DiCaprio unió fuerzas con Paul Sciall, un empresario neoyorquino, y planea abrir en la isla un lujoso complejo turístico, para lo que habrá que esperar hasta 2018. Sus alojamientos turísticos se construirán en una enorme plataforma sobre el agua, muy al estilo polinésico, bajo la que se instalarán arrecifes artificiales para facilitar que vivan especies marinas. Además se replantará vegetación propia de la zona y se tratará de ayudar la conservación de varias especies animales. "Mi meta siempre fue el hecho de que quería crear algo no sólo ecológico, sino restaurador. Una muestra de lo que es posible".

De Niro, de Nueva York a Barbuda.

The Greenwich Hotel, en el barrio de TriBeCa en Manhattan, es propiedad del actor Robert De Niro, que también es vecino de la zona y con un poco de suerte se lo podrá ver.

Inaugurado hace poco más de cinco años cuenta con 88 habitaciones todas diferentes. Además, dentro de sus instalaciones está La Locanda Verde, un restaurante de culto en la zona. La suite más económica cuesta desde 550 dólares y por el penthouse, de 2800 metros cuadrados, hay que desembolsar 15.000 dólares.

Pero De Niro va por más: a fines del año último, el actor junto con otros empresarios anunciaron una inversión de 250 millones de dólares para la renovación del hotel K-Club en la isla caribeña de Barbuda para convertirlo en un complejo turístico de lujo.

Robert Redford, en la montaña.

"Para nosotros Sundance es y será siempre un sueño. Lo que ves, olés, sabés y sentís aquí es un sueño cuidadosamente alimentado. Es un lugar donde el compromiso es con la gente. Lo que ofrecemos en la forma de arte y cultura, espíritu y servicio es de cosecha propia y disponible para todos", firma Robert Redford la carta de presentación en la web del Sundance Ski Resort. Pionero en la hotelería, el galán compró las tierras en las montañas Rocosas de Utah, en 1969. Durante el invierno es un pequeño centro de esquí y en verano se vuelca a la aventura. En enero se realiza el Sundance Film Festival, promovido por el propio Redford, dedicado al cine independiente.

Donatella, muy Versace.

La hermana del famoso diseñador, Donatella Versace, tiene en Main Beach (Queensland), Australia, el famoso Palazzo Versace Golden Coast, un resort de lujo con el estilo inconfundible de la familia. El Palazzo Versace está inspirado en un palacio renacentista. El hotel se acompaña por un lujoso centro de spa, réplica de los baños romanos de Caracalla y, por supuesto, una tienda Versace.

La misión de Clint Eastwood.

En Carmel, en las afueras de San Francisco Clint Eastwood es el dueño de Mission Ranch, un hotel y restaurante en plena naturaleza californiana. El actor y director compró este histórico rancho de 1800, rodeado de montañas y ovejas, en 1986. Es famoso el brunch del domingo en el jardín (cuesta 33 dólares por persona), donde suele haber conciertos de jazz y piano, y donde el propio Eastwood ha llegado a tocar. El restaurante está abierto, de todas maneras, todos los días hasta la medianoche. Cuenta con 31 habitaciones, con tarifas desde 275 dólares la noche.

La playa secreta de Gloria.

En 2008, Emilio y Gloria Estefan abrieron Costa d'Este en Vero Beach, una playa secreta de Florida, alejada del ajetreo de Miami. El resort de lujosas habitaciones tiene una gran piscina infinita, los mejores mojitos en el bar y cocina cubana en el restaurante. "Elegimos desarrollar el resort aquí porque creemos que Vero Beach, una playa tranquila, está a distancia perfecta entre Miami, Fort Lauderdale, Palm Beach y Orlando", declaró la pareja. También son dueños de Cardozo Hotel, en Ocean Drive, en South Beach, un típico edificio art déco.

Richard Gere. Íntimo.

Bedford Post Inn es la propiedad de cuatro estrellas que el galán de cine tiene en el exclusivo pueblo de Bedford, a una hora de Manhattan. Es una casona de 1835 que en los años 20 funcionaba como posada. Tiene 8 habitaciones, dos restaurantes y un salón para clases de yoga. *LA NACIÓN/GDA

COPPOLA Y SU SELLO EN CINCO PAÍSES

Más que un hotel, Francis Ford Coppola tiene una cadena de hoteles: cinco propiedades con su sello en diferentes lugares del mundo, incluido uno en Argentina.

La lista da cuenta de Blancaneaux Lodge, en Belice, un conjunto de 20 cabañas de lujo en la reserva natural Mountain Pine Ridge. Están rodeadas de cascadas que desembocan en una piscina turquesa. También en Belice es dueño de Turtle Inn, en una zona recuperada luego de un huracán, que cuenta con 25 habitaciones con vista al mar Caribe. La Lancha, a orillas del lago Peten Itza, otra de las propiedades, es un conjunto de 10 cabañas, decoradas con muebles de Bali y otras artesanías hechas a mano.

Palazzo Margherita está en la localidad de Bernalda, al sur de Italia, en el pueblo natal del abuelo del cineasta. El lujoso resort es un antiguo palacete del siglo XIX que fue renovado, con un diseño basado en el barroco con reminiscencias árabes. Y en Argentina, Jardín Escondido es un hotel boutique en una casona pintada de morado y gris en Palermo. Abundan las plantas y los muebles antiguos y cultiva el bajo perfil.

Otro de los famosos que sigue esta tendencia es Bono. The Clarence en Dublín, Irlanda, es el emprendimiento del líder de U2, y de The Edge, el guitarrista.

La propiedad, en la famosa zona Bar Temple, es de 1852 y fue adquirida por los rock stars en 1992, que la remodelaron. U2 ha utilizado en varias ocasiones la terraza del hotel para hacer grabaciones relacionadas a la banda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)