Cabeza de Turco i Washington abdala

Fotos nostálgicas

Le voy a regalar un domingo especial, le ruego se dirija a la web genial.guru y busque: "45 fotos que cambiarán tu percepción del pasado".

WASHINGTON ABDALA

Arranquemos por allí. Usted verá algunos rostros que fueron (algunos aún lo son) relevantes para la humanidad en circunstancias que no siempre imaginamos.Esa es la magia de lo que observará (y si no lo hace, yo se la cuento, cero stress).

Arranquemos por el más grande boxeador de todos los tiempos. Ver a Muhammed Ali (Cassius Clay) procurando convencer a un suicida de no saltar de un edificio, es algo que va con la personalidad de aquel gigante. Ali siempre fue un fenómeno adentro y afuera del ring. La falta que le haría al islam actual su talante pacífico en estos tiempos…

Las fotos de Bill Gates y Barack Obama (de chiquilines) nos permiten advertir que alguna vez fueron adolescentes, que se emocionaron por pavadas, que andaban atrás de una pelota de básquetbol o fueron detenidos por conducir sin licencia. Hoy, vemos a esos personajes en la cima, pero alguna vez fueron humanos —como nosotros— aunque a veces no podamos creerlo.

Ver a Robin Williams vestido de porrista, ingresando a un estadio de fútbol americano en 1980 junto a un grupo de porristas de verdad, nos ratifica en que era uno de los individuos más comunicativos en el arte del humor y la ironía de los Estados Unidos. Imposible no movilizarse por su ausencia. Capo.

La foto de la filmación del león de la Metro Goldwyn Mayer es fabulosa, observe usted la foto y verá que las apariencias engañan. Quienes lo filman están a su lado como quien comparte un rato diario con su gatito. Y le están dando la orden del rugido. Fellinesca la escena.

No recordaba que Charlie Chaplin y Albert Einstein habían estado juntos. Pagaría por saber qué hablaron aquella noche.

Aparece una foto de Marilyn Monroe que parece decirlo todo, sugerirlo todo. Los de mi género nos tiramos de los balcones aún hoy cuando vemos fotos de ella. En fin, JFK parece que también tenía la misma locura. En esa foto aparece más icónica que nunca y la sombra detrás de ella lo revela todo…

Nunca imaginé que Osama Bin Laden practicaba judo, que se asemejaba a un pibe de Bohemios y que mostraba cierta tranquilidad con su mirada. La vida luego nos demostró que esa foto nos daba una percepción errada del personaje. O vaya uno a saber como devino en el monstruo que luego irrumpió en escena.

Yo admiro a Martin Luther King y me impactó siempre Marlon Brando en su calidad de actor, no sabía que anduvieron juntos en algo. Una foto de ambos los sorprende y Brando parece decir con la mirada: "¡Ey estamos tranquilos! ¿podrías dejarnos en paz?".

Cuando vean a Vladimir Putin de adolescente, lo captarán inmediatamente, el tipo ya venía de chiquito complicado, con look zorro, igual que en el 2015. En la adolescencia se muestran las cartas y ya se insinúa lo que seremos luego.

Ver a Hitler en la boda de Goebbels es algo raro, parece como cinematográfica esa foto pero es fidedigna; luego esos dos tipos se ocuparían de montar la carnicería más grande que viviera la humanidad. Y allí está, impertérrito, gélido, ingresando a la boda.

Imposible no recordar el último concierto de los Beatles en Londres trepados a un tejado en el año 1969; solo unos genios deciden terminar con su vínculo así, de forma pura, magnética y humilde (aún no puedo creer que Paul estuvo dos veces en Uruguay y que lo vimos en el mismo lugar donde vemos trotar a Peñarol y Nacional).

Hay una foto clásica de Fidel y el Che, la vimos mil veces, pero acá están con rostros juveniles, rebosantes de fuerza, alejados de la locura tiránica que montaría el primero, cuando todos en el mundo le creían porque había hecho lo correcto al expulsar al dictador Batista. Luego se transformó en otro Batista.

No recordaba que Elvis había estado en el Ejército, no conocía los rostros de Harley y Davidson (los de las motos), al ver a Picasso con Brigitte Bardot es sencillo imaginar en qué pensaba él...

En fin, en este mes de la nostalgia uruguaya (que no me gusta demasiado regodearme en ella) me topé con la nostalgia planetaria en fotos. Compartirla es una manera de exorcizarla. ¡Buen domingo!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)