tendencias

El fitness que se viene

Ya nadie discute que hacer ejercicio es necesario. Lo que varía son las prácticas que se imponen. La Academia Americana del Deporte encuestó 3.000 profesionales para saber las tendencias.

Que es necesario practicar ejercicio es algo que ya nadie duda ni discute. Y entre todos los estudios sobre el tema, la Academia Americana del Deporte y la Medicina se ocupa hace diez años de hacer una encuesta mundial sobre las tendencias del fitness para el año siguiente. Los resultados de lo que se espera para 2016 —con consultas a 2.833 personas relacionadas con el tema— se publicaron en los últimos días. A continuación algunos de los principales resultados.

Tecnología portable.


Introducida hace solo unos años la tecnología portable incluye dispositivos diversos como los medidores de actividad, relojes inteligentes, monitores de ritmo cardíaco y dispositivos de localización GPS. Según analistas de negocios, es un mercado nada despreciable: estiman que para 2016 generará ingresos por 6.000 millones de dólares (solo del Apple Watch prevén que se vendan 485 millones de dispositivos en 2018).

Alta intensidad.

El entrenamiento de alta intensidad en intervalos, a la cabeza de la lista del año pasado, implica potentes ejercicios durante una media hora seguida por intervalos de descanso. A pesar de que se han señalado peligros potenciales de esta técnica, en especial relacionados con una alta tasa de lesiones, la investigación revela que cada vez se ha vuelto más popular. Para el 2016 varios encuestados indicaron que cambiarán la intensidad de los ejercicios, de alta a moderada.

Entrenamiento de fuerza.

Utilizar pesas es un método popular en todo el mundo, según el estudio. Si bien durante muchos años era usual que los jóvenes apelaran a las pesas como método casi exclusivo de entrenamiento, actualmente personas de todas las edades las usan para mejorar o mantener sus niveles de fuerza y los entrenadores las incorporan cada vez más dentro de las rutinas, incluso dentro de programas de rehabilitación de enfermedades cardiovasculares y pulmonares.

Personal trainers.

Hace unos años, tener un entrenador personal era un lujo para pocos. Ahora, aunque todavía es no es accesible a nivel masivo, gracias a que los precios han bajado y se pueden contratar en forma grupal (entre amigos o compañeros de trabajo, por ejemplo) se han popularizado. A su vez, cada vez más son convocados por empresas para mejorar el bienestar físico de sus empleados.

Ejercicio y pérdida de peso.

Cuando de adelgazar se trata, cada vez más los programas hacen ancla en la reducción calórica complementada con ejercicios regulares. De acuerdo a la encuesta para el 2016, las clínicas y los programas pagos para bajar de peso incluirán cada vez más el ejercicio además de suministrar comidas de bajas calorías a sus clientes.

Yoga.

No importa si es Power, Yogalates, Bikra, Iyengar, Ashtanga, Vinyasa, Kripalu, Anuara, Kundalini o Sivananda Yoga. Lo que es claro es que practicar yoga continuará afianzándose en el año próximo. En los últimos años han aumentado, junto con la cantidad de personas que la practican, los videos y libros sobre cómo hacerlo y su filosofía. "Al parecer el yoga se inventa y revitaliza cada año, convirtiéndose en una forma muy atractiva de ejercicio", señalan las conclusiones del estudio.

Aire libre.

Senderismo, canoas, kayak o deportes al aire libre son otras de las tendencias que se esperan continúen afinazándose para 2016, ya que ha venido subiendo en el ranking en los últimos años. Una de las ventajas que señalan los usuarios es que este tipo de prácticas se pueden hacer en grupos e incluso con amigos o familiares.

Cada vez se usan más las apps

Las aplicaciones para usar a la hora de hacer ejercicio están imponiéndose cada vez más. El reporte destaca Nike Training Club, gratuita, que proporciona más de 100 entrenamientos. A su vez, permite sacar fotos y compartir todos los movimientos. Otras apps que recomienda el informe son Endomondo Pro (US$ 3.99 para iPhone y Android) y Yoga With Janet Stone (US$ 4.99 para iPhone e iPad). Si bien alguna de las apps para entrenar han sido cuestionadas por su precisión, este punto ha mejorado, indican.

Mejorar la estabilidad

Si bien el concepto suena mucho mejor en inglés (core training), la práctica de "entrenar el centro" es otra de las tendencias para el próximo año. Implica fortalecer los músculos del abdomen, tórax y espalda, que proporcionan apoyo a la columna. Se realiza con ejercicios de la cadera, la parte baja de la espalda y el abdomen, y a menudo se utilizan dispositivos como pelotas, mancuernas o bandas elásticas. "El ejercicio de los músculos del núcleo mejora la estabilidad general del tronco y de las extremidades, lo que permite al individuo satisfacer las demandas de actividades de la vida diaria y también facilita el desempeño de diversos deportes que requieren fuerza, velocidad y agilidad", señala el artículo publicado por el Health & Fitness Journal, que ubica a esta disciplina en el lugar 19.

El trabajo puede ayudar

Diseñado para mejorar la salud y el bienestar de los empleados, los programa laborales de promoción de salud son una tendencia creciente en todo el mundo, según el reporte. Lo que plantean es en primera instancia evaluar las necesidades para después construir programas basados en las demandas concretas de la organización. Hay dos modalidades: dentro de lo posible lo aconsejable es alojar estos planes dentro de la empresa o, de lo contrario, se puede apelar a contratar a prestadores independientes.

Otra de las tendencias para el año próximo son los circuitos de entrenamiento, comparables con el entrenamiento de alta intensidad, pero con la diferencia de que son rutinas menos exigentes que, según la encuesta, van a continuar siendo centrales en los ejercicios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)