NOMBRES DEL DOMINGO

Elle Fanning, musa adolescente

Empezó como la sombra de su hermana Dakota, pero ha construido una carrera propia en la pantalla grande en base a talento y estilo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tiene 18 años y es la hermana menor de Dakota.

Esto es lo que pasa con Elle Fanning", afirma la actriz Annette Bening. "Es una persona muy alegre y de un talento muy intuitivo. Esa es la tarea al ir creciendo, hay que mantener esa conexión instintiva que se tiene con el material. Y Elle la tiene. Eso lo aprendí de ella".

Bening actúa con Fanning en 20th Century Women, que aún no se estrenó en Uruguay, aunque Elle sí estuvo en cartel hasta hace pocos días con Vivir de noche. Nada mal para una actriz de 18 años que, además, está por empezar a rodar la muy esperada All the Bright Places basada en la exitosa novela de Jennifer Niven (traducida en español como Violet y Finch), sobre una chica que se hace amiga de un chico en la escuela.

Fanning es toda sonrisas pero se vuelve un poco entrecortada al relatar sus anécdotas, como cuando narra que su pareja del baile de graduación voló a Cannes para bailar ahí, pues ella no pudo asistir al evento de la escuela esa noche. Y claro que se da cuenta de que la mayoría de las chicas no tienen esa experiencia. De todos modos, insiste: "Básicamente, yo me empeño en llevar una vida normal".

Tiene 18 años, su nombre completo es Mary Elle Fanning y es la hermana menor de la actriz Dakota Fanning. Creció en Conyers, Georgia, con sus padres Heather y Steven. Dakota fue quien abrió el camino, quien quiso ser actriz e hizo a la familia mudarse a Los Ángeles cuando empezó a conseguir trabajos. Elle estudió en su casa hasta el tercer año y después entró en el sistema de escuelas públicas. "Yo era una niña muy femenina pero también un poco marimacha", recuerda. "Era de las que recogía rocas y hojas. También tengo cientos de muñecas, que es mi lado femenino".

También se define como bastante atlética. Dice que eso es algo natural en su familia. "No sé si se suponía que yo fuera a ser actriz. Mi mamá jugaba al tenis en la universidad, mi papá jugó béisbol profesional y mi abuelo (Rick Arrington) fue mariscal de campo en la National Football League."

Las hermanas Fanning tomaron caminos diferentes. A los tres años, Elle interpretó la versión más joven de los personajes de Dakota en la película Mi nombre es Sam (2001) y en la miniserie Taken (2002). A los cuatro obtuvo su primer rol por su cuenta en La guardería de papá (2003) y luego hizo otros papeles de niña en Una mujer infiel (2004), Because of Winn-Dixie (2005) y Babel (2006).

Después asumió papeles de adolescentes en En un rincón del corazón (2010) de Sofia Coppola —perdió su último diente de leche cuando viajaba a Venecia a recoger un premio—, seguido de Super 8 (2011) de J.J. Abrams, Un zoológico en casa (2011) de Cameron Crowe y Ginger & Rosa (2012) de Sally Potter.

"Desde que empecé intento quedarme con la diversión en todo lo que hago. Puede sonar manido pero es completamente cierto. Cuando no te lo estás pasando bien y cuando no amas lo que estás haciendo es el momento de pensar que igual deberías buscarte otro trabajo. De todas maneras, para mí todo lo que llega todavía me parece fresco, cada personaje, cada guion, cada entorno, todo, y ese es uno de los motivos por los que lo disfruto", dijo en una entrevista a El País de Madrid.

Uno de sus mayores desafíos le llegó con el de princesa Aurora en Maléfica (2014), protagonizada por Angelina Jolie. "Acerca de ese papel, he escuchado comentarios de niñas que dicen que les encantó que yo interpretara a Aurora como alguien que no le tenía miedo a Maléfica", afirma Fanning. "Ella todavía no aprendía a tenerle miedo a las cosas que se vieran raras, cosa que sentí que le daba mucho poder. Yo no quiero interpretar solo a las princesas bonitas".

Posteriormente, interpretó a la hija del legendario libretista Dalton Trumbo (Bryan Cranston) en Regreso con gloria (2015) y también actuó en The Neon Demon, que se estrenó en el Festival de Cannes de 2016. Allí encarna a una modelo de 16 años que viaja a Los Ángeles a probar suerte, despierta envidia en las más veteranas, en un personaje mucho más oscuro que el resto de los que había interpretado. "Todo el mundo tiene un lado bueno y uno malo, y fue divertido explorar ese lado malo", explicó a El País de Madrid.

Esa película fue además, su despertar sexual en pantalla, con el que se sintió cómoda. "Mi madre estuvo todos los días en el rodaje y no lo hice porque sea sexy, sino porque es fundamental para el personaje", explica.

Otra de sus últimas producciones es How to Talk to Girls at Parties, de John Cameron Mitchell, comedia sobre una extraterrestre que está recorriendo la galaxia y que deja a su grupo para que se vaya de parranda en un suburbio de Londres. En esa película también trabaja Nicole Kidman, un nombre ilustre dentro de su filmografía. "Esa gente es de verdad", dice la joven actriz. "Los nombres desaparecen. De lo que se trata es de trabajar juntos y de pasarla bien".

Uno de esos nombres ilustres ha esquivado a Fanning desde hace más de diez años. Ella ha interpretado en dos ocasiones a la versión más joven del personaje de su hermana Dakota Fanning, pero nunca han estado las dos juntas en la pantalla. "Tengo muchos deseos de trabajar con mi hermana," afirmó. Por ahora, ven sus trabajos después de terminados. "Ella no lee mis guiones ni yo leo los suyos, pero sí vemos nuestras películas una vez acabadas". *En base a THE NEW YORK TIMES

Un estilo valiente y personal.

A Elle Fanning siempre le ha gustado la ropa y arreglarse. Años atrás, llevaba a su madre de compras por tiendas vintage en las que se atrevía con piezas imposibles. Es, según El País de Madrid, una de las preferidas para los diseñadores y para la prensa especializada: por su valentía a la hora de elegir vestidos, siempre sorprendente, pero a la vez es fiel a una misma línea algo etérea, casi de princesa, propio de su edad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)