EL ELEGIDO I LA CANTINA DEL VIGÍA

Crear y comer al ritmo del horno de barro

Después de cocinar juntos en Marismo, en José Ignacio, durante varios años y dedicarse a la carpintería otros tantos, Federico Desseno y Agustín Benítez decidieron probar suerte en Maldonado y abrir un restaurante que les permitiera salir de la zafralidad y cocinar todo el año.

Así surgió La cantina del vigía, que va por su tercera temporada. El nombre tiene una doble explicación: está ubicado frente a la histórica plaza del Vigía y en su espíritu está el de ser un lugar descontracturado y bullicioso a la vez. "Es distinto a Marismo, acá la idea es venir a comer algo rico, a reírte y a pasarla bien, siempre hay mucho ruido, es así", explica Benítez. De hecho, en La cantina... son recurrentes las familias con niños y en las mesas reina la jarra de limonada y los refrescos de litro.

El jardín al frente oficia de antesala y da la bienvenida con una barra de tragos, algunas mesas y guirnaldas de luces de colores. En la casa, que los propios chefs transformaron de consultorios odontológicos a cocina y salón, los protagonistas son dos hornos de barro, cuna de todas las delicias. "Estamos con ganas de sacar el gas y empezar a cocinar solo a leña, que va más con nuestro concepto y es un material más noble. Seguramente esa sea la innovación para 2017".

En una carta breve pero contundente, el plato más pedido es, sin dudas, la provoleta ($ 450) un queso provolone que por arte de los vapores y las temperaturas se infla, quedando líquido en el centro y crujiente por fuera. Otros hits son la lasaña de verduras ($ 520), el rosti de salmón ($ 820) y la milanesa napolitana ($ 550). Pero también hay pastas y pizzas, para quienes buscan una comida más austera. Los postres van desde frutas asadas hasta omelette surprise, torta húmeda de chocolate o flan (de $ 180 a $ 290). De todos esos, algunos también se repiten en la carta de Marismo, con otros precios y los pies en la arena.

En temporada alta es casi imposible conseguir mesa sin reservar. Los mediodías lluviosos está a tope, y por las noches llegan a hacer tres turnos. La cocina cierra tarde, esperando a quienes se quedan en la playa hasta la puesta del sol.

Información.

Dirección: Zelmar Michelini 744, Maldonado, teléfono 4226 8075. Precio promedio: $ 900 por persona. Horario: Todos los días mediodía y noche; martes cerrado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)