VEA LOS VIDEOS

Cosecha rock del ‘91

Se cumple el cuarto de siglo del que fue, por la calidad de los trabajos editados, el último gran año de la historia del rock. Nirvana se dio a conocer, Metallica se destapó y Guns n` Roses tuvo su canto del cisne.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Axl Rose, amo del mundo allá por 1991

LEONEL GARCÍA

Hay una especie de consenso generalizado en el mundo de la música que dice que 1991, un cuarto de siglo atrás, fue el último gran año del rock. ¿Motivos?: se editó entonces el disco que supuso el estallido del grunge, la última gran (gran en serio) revolución del género, el Nevermind de Nirvana, pero también porque se publicaron un montón de trabajos parteaguas, de esos que marcaron a fuego el momento, a un artista, o que la perspectiva del tiempo transformó en clásicos inmortales. En estos tiempos de Spotify, YouTube y música digital bajada por Internet, vale la pena repasar tiempos donde se pensaba que se podía sacudir el mundo con doce canciones en doce centímetros de diámetro. Y a veces, como en 1991, se lograba.

Guns n` Roses - Use your illusion I y Use your illusion II

Hubo un tiempo en que Guns n Roses era la banda más salvaje, convocante, mediática y popular del mundo. En su efímero reinado, Axl Rose, Slash y los suyos amenazaron con ser los nuevos Led Zeppelin. Antes de implosionar en un mar de egos y excesos, editaron dos discos dobles, treinta canciones entre dulces baladas (Dont cry, So fine), versiones (Live and let die, Knocking on heavens door) rockazos frenéticos (You could be mine, Locomotive) y rarezas (My world, The garden). En ese entonces, amos del mundo, se decía que era muy difícil que pudieran superarse. Por culpa de ellos, así fue.

Si no puede ver el video, haga click aquí

Nirvana - Nevermind.

Ni la banda, un trío de poca monta de Seattle ni el sello, DGC, tenían demasiadas esperanzas en este trabajo. Pero ni bien sonaron los primeros acordes de Smells like teen spirit, (o Come as you are, o Lithium o In bloom) el mundo recordó que el rock trataba de rebeldía, furia e inconformismo, tan olvidados en los kitsch años 80. Fue el estallido del grunge y el rock alternativo, fue el mejor disco de los años 90, según la revista Rolling Stone. Paradojas de la vida, Nirvana se convirtió en una banda mainstream, justo lo que su líder Kurt Cobain odiaba. Fue demasiado para él: se pegó un tiro tres años después.

Si no puede ver el video, haga click aquí

U2 - Achtung baby

De la única forma que el mayor aporte irlandés al rock revirtiera el retrogusto amargo del disco Rattle and Hum (1988), era reverdecer los laureles del notable The Joshua Tree. Y lo hicieron con esta obra maestra, en la que Bono, The Edge y compañía son duros, acústicos y electrónicos en proporciones ideales y cuando amerita la ocasión. One, Even better than the real thing, The fly y Mysterious Ways quedaron para la posteridad. Nada de lo que vino después voló a las mismas alturas. El listado de la Rolling Stone ya citado lo ubicó en el cuarto lugar.

Si no puede ver el video, haga click aquí

REM - Out of time

REM era un cuarteto de Georgia formado en 1980 con cierta rotación en la radio y muchos simpatizantes en ámbitos universitarios. Pero desde 1991, con este disco, se convirtió en una de las bandas más populares del mundo. Mucho tuvo que ver su primer corte de difusión, Losing my religion, pero también era un trabajo muy compacto con temazos como Near wild heaven, Radio song, Low y Shinny happy people. Toda la notoriedad internacional que lograron reafirmar en notables álbumes posteriores (como Automatic for the people, de 1992, o New adventures in h-fi, de 1996) se debe en gran parte a este, que hizo que los ojos del mundo estuvieran posados en ellos.

Si no puede ver el video, haga click aquí

Red Hot Chili Peppers - Blood Sugar Sex Magik

1991 fue igual de mágico para ellos que para el caso anterior. RHCP llevaban con su rock-funk a cuestas casi diez años en la vuelta, pero todo el mundo recién pareció darse cuenta de que en ellos había música (y no solo junkies con tendencias autodestructivas) con temas como Give it away y Under the bridge. Lleno de referencias sexuales, sería otro de los basamentos sobre los que se levantaría el llamado rock alternativo (que, curiosa ironía, sería en rigor masivo durante buena parte de los 90).

Si no puede ver el video, haga click aquí

Pearl Jam - Ten

Soledad, depresión y muerte (la propia o la de los demás). Luego de los alocados ochenta no era muy festivo el ambiente juvenil a principios de la década siguiente. Estos temas estaban presentes en uno de los discos debut más impactantes de todos los tiempos. Pearl Jam llevaba apenas un año de vida cuando temas como Jeremy, Even flow y Alive fueron la punta de lanza de un álbum certificado platino en trece ocasiones. Si bien han logrado mantenerse vivos y políticamente activos (hace poco fueron noticia por negarse a tocar en Carolina del Norte por sus leyes discriminatorias contra la comunidad LGBT), no volvieron a repetir tal éxito.

Si no puede ver el video, haga click aquí

Metallica - Metallica

Si algo le faltaba a Metallica, padre del subgénero trash metal, para subir a las grandes ligas era un año como 1991 y un disco como el homónimo, que rápidamente se haría conocido como "el álbum negro". Si Enter Sandman llevó el término de heavy metal a una nueva dimensión, lo mismo hizo Nothing else matters con el concepto de power ballad. Se puede decir que todo aquel que no sea fanático de esta banda, si conoce algún tema suyo (los ya nombrados o Sad but true, Wherever I may roam, The unforgiven) seguramente esté en este disco que vio la luz hace 25 años.

Si no puede ver el video, haga click aquí

INNUENDO O LA DESPEDIDA DE FREDDIE

En febrero de 1991 vio la luz Innuendo, el 14° disco de estudio de Queen. Recibió críticas favorables y negativas y tuvo un éxito, podría decirse, moderado, sobre todo tomando en cuenta los antecedentes de esa banda. Era una vuelta a raíces más rockeras, sin renegar de los sintetizadores que los acompañaron en los 80. Sí, era bastante sombrío. Fue el último disco en vida de Freddie Mercury.

Si no puede ver el video, haga click aquí

CUANDO SONÓ UN CANDOMBE DE LA ADUANA

Pasado el furor postdictadura, el rock uruguayo no tenía buena salud en 1991. Una de las bandas que resistía mejor esos tiempos difíciles, Níquel, presentó en Gargoland (Acto II) a su tema más conocido: Candombe de la Aduana. "La debo haber escrito en 1987 o 1988. La comencé a pensar tirado en la cama. La empezamos a tocar en una versión rápida con la que no pasaba nada. Por suerte, simplifiqué mi vida y mi música", le dijo su cantante Jorge Nasser a Domingo en 2012. Ese disco incluía El solitario, Héroes porteños y Sangre y rosas, un cover de The Smithereens.

En ese 1991, Buitres Después de la Una, aún con el recuerdo muy fresco de Los Estómagos detrás, publicaron La Bruja, su segundo disco, que incluía Natalia, El amor es un perro del infierno y La copa. El Cuarteto de Nos, todavía muy lejos de los Grammys, presentaba sus Canciones del corazón, su cuarta placa, muy metida en el corazón de los fans más viejos. Al cielo no, Siempre que escucho al Cuarteto y Tabaré, thats right están entre las canciones más perdurables. Jaime Roos, cuyos vínculos con el rock no han sido suficientemente destacados, incluyó en su disco Estamos rodeados a una de sus mejores creaciones pop: El hombre de la calle.

Si no puede ver el video, haga click aquí

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)