CABEZA DE TURCO 

Ya caerá el telón

Los argentinos le llaman "la grieta". Siempre más creativos que nadie. Pero la idea es correcta: en la sociedad actual se enfrentan mundos confrontados por valores, antagonismos, visiones y enojos varios.

En Uruguay, no sé si llamarlo grieta, hay un malestar generalizado con gobernantes, con empresarios prebendarios que andaban alrededor de los gobernantes de turno para ubicarse en las movidas (y sacar provecho de las mismas) y con mucho terraja acomodaticio que se coló en el Estado para sobrevivir a expensas del entrevero.

No tiene final feliz todo este asunto. Lo sabemos todos. Las sociedad tiene ciclos que la transforman en "herbívora" o "carnívora". Los parroquianos son herbívoros, están mansos cuando viven sin sobresaltos. Los mismos parroquianos se vuelven vampiros-asesinos cuando las cosas se les complican en sus existencias cotidianas.

Es una percepción (la mía), pero el gobierno tiene mucho que ver con el mal humor de la gente. El presidente no es lo que era. Sus ministros —muchos de ellos desgastados— no siempre están en el tono adecuado y no sintonizan radio "ciudadanía". Y, lo que es curioso, buena parte del Poder Ejecutivo nos rezonga a los ciudadanos, nos tratan como niños y parecen querer ponernos en vereda por disentir con sus artillerías argumentales. A veces, uno siente que ha ganado el atropello burdo.

Como en todo gobierno siempre hay "malqueridas" y en este "un" personaje se llevó todos los premios. Casi causa vergüenza el asunto. No hay reunión de amigos donde no surja una noticia, relato o anécdota en que no se involucre a este triste personaje de la hora. Esa es la evidencia. Es que la gente entiende mucho más claro algunos asuntos que otros (las pérdidas económicas de un país por oscuros entramados financieros son asuntos para pocos, pero los gastos excesivos del gobernante, pagos con la plata de todos con tarjeta corporativa ofenden al hombre de la calle que cuenta moneditas para llegar a fin de mes).

Este país es lento pero en no pocas oportunidades actúa fuerte y su estado de derecho no es un asunto baladí. Desde Enrique Braga a Fernando Lorenzo los embocó duro la Justicia y de manera —hasta discutible— en sus responsabilidades públicas. La justicia al final está allí. Pongo estos dos ejemplos bien distintos porque me consta que uno fue, y el otro es, personas que —en el acierto o error— no se quedaron con un peso del Estado. Nada, cero, y los embocaron a los dos. Es más, a Enrique Braga le costó buena parte de su final existencial. O sea, acá se "procesa" —muchas veces— hasta con un ángulo controversial. ¿Cuál sería la razón para que ahora no fuera así? ¿Cuál es el sentido de creer que habrá "temor" a actuar en estos tiempos? No me gusta pensar de esa forma y la historia no me ratifica esa versión.

En los últimos años pulularon brokers, intermediarios y arribistas habilidosos que con el dinero de los negocios del Uruguay, con sus deudas, con lo que el país recibe de sus acuerdos comerciales en el extranjero, se han hecho ricos a expensas de una especulación impactante. Antes, esos menesteres lamentables, eran monopolio de la derecha reaccionaria. Hoy, estimados amigos, hay individuos de todo pelo que han sabido vampirizar al Uruguay de manera elocuente, inclusive con mucho chico gauche-caviar a la cabeza. Al final, estimo, se irán advirtiendo las estratagemas, las maniobras artificiosas y todo lo que algunos han hecho para succionar al Estado y depredarnos a todos. Tengo para mí la esperanza que se hará justicia y que veremos con nitidez el brazo de la Justicia, no solo con el "cabeza de turco" de la hora, espero que vayan "pasando" todos los responsables que estuvieron en el "Bailando para Joder al Uruguay", programa que no se emitió en ningún canal de televisión pero que fue real. Al final todo se sabe y en un mundo como el de hoy, siempre hay testigos, documentos, rastros, presunciones, conjeturas sensatas y cruzamientos informativos que arman "convicción suficiente". Esperar entonces. Llega un momento en que la calle clama por justicia y cae el telón de la obra. Solo esperar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)