EL ELEGIDO - ÁLVAREZ

El bar de la esquina y el horno de barro

En la esquina mismo de Washington y Pérez Castellano está, desde febrero, Álvarez cuya misión es ser un "bar de la esquina", según Ricardo Acosta, quien junto a otros exintegrantes del restaurante La Fonda fundaron el boliche. Llamarle así a Álvarez no es engañoso, pero tampoco es del todo preciso.

Bar Álvarez
Bar Álvarez

Más allá de que no es un restaurante tampoco es el típico bar, si por eso se entiende un lugar donde sirven bebidas de todo tipo además de tradicionales bocados como pizza, chivitos y sandwiches calientes. Para empezar, Álvarez tiene su propia "panadería": hacen toda la panificación en su propio horno de barro, y logran muy buenos resultados. El sandwich de tres quesos es una buena prueba de esto. La combinación de sabores de los quesos se fusiona con armonía a la ternura de las migas y lo crocante de la corteza del pan.

No hay mucho lugar adentro, y Álvarez compensa esa falta de espacio con mesas afuera, desde donde se ve pasar la vida del barrio y el paseo de los muchos turistas que van dejando rastros de sus idiomas mientras caminan o se sientan en algunas de las mesas.

Otro elemento que diferencia a Álvarez de lo que durante mucho tiempo se entendió por "bar" es que la presentación de los bocados —además de cierto énfasis puesto en lo vegetal y orgánico— rememora más a un restaurante que a otra cosa. En ese sentido, la hamburguesa básica, a $ 250, es ilustrativa. De dimensiones tan generosas que podría compartirse, el suculento trozo de carne picada y sazonada viene con un colchón de verdes, queso, un pan que no servirá para la dieta pero sí para el paladar y la mayonesa de zanahorias, una bienvenida variación a la ya trilllada hecha con huevos (en el mejor de los casos).

Hay más para probar, y solo con "stalkear" el perfil de Facebook del lugar a uno se le empieza a hacer agua la boca. Conviene darse una vuelta o dos por esa esquina para dejar que el aroma a pan casero impregne la nariz y vaya preparando la imaginación para lo que vendrá en el plato.

Información.

Dirección: Washington y P. Castellano. Precio promedio: Entre $ 400 y $ 800. Horario: Martes a sábados, de 12 a 1 de la mañana. Domingo y lunes de 12 a 17.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)