Libros

La amistad añorada

La nueva obra de Eduardo Sacheri reúne una serie de cuentos sobre sus años de infancia en Castelar, en formato de recuerdos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sacheri se hizo famoso por "La pregunta de sus ojos".

El peor árbol que existe, para que te crezca en un campito, es una palmera. Lo digo así de claro y contundente. Es un axioma. Un principio indiscutible. Puede ser que, además de ser indiscutible, sea un principio inútil. Uno de esos conocimientos que no sirven para nada. Y eso, por muchas razones: por empezar, porque es probable que para cualquiera que tenga menos de treinta años la palabra "campito" no signifique nada. Y no signifique nada, precisamente, porque los campitos están virtualmente extinguidos, como el asno salvaje sirio o el leopardo de Zanzíbar (...). ¿Qué era lo que volvía campito al campito y canchita a la canchita? Digamos que cuando el terreno era más bien salvaje, cimarrón, apenas un poco más evolucionado que un baldío, recibía el nombre de "campito". En cambio, cuando se trataba de un territorio más cuidado, con postes de madera para los arcos, o con pastizales y yuyos solo en la periferia del campo de juego, por ejemplo, alcanzaba el rango mucho más honorable de "canchita".

Conocido sobre todo por su novela La pregunta de sus ojos, llevada luego al cine como El secreto de sus ojos, el argentino Eduardo Sacheri se reveló como un maestro en eso de escribir historias con un gran componente humano, costumbrista, cercano y, al mismo tiempo, convertirlas en grandes relatos. El amor a un cuadro de fútbol, por ejemplo, está detrás de su elogiado Papeles en el viento.

Y en esas mismas aguas abrevó para escribir Los dueños del mundo (Alfaguara, 176 páginas, $ 430), una colección de dieciocho cuentos situados, como el propio autor indica en el prólogo, durante su niñez en la localidad bonaerense de Castelar, luego que argentina organizara y ganara su Campeonato Mundial de Fútbol (1978). Así, con un estilo que invita a no dejar de leer, se suceden historias sobre pelotas perdidas, buses ("colectivos"), casas abandonadas, bicicletas, figuritas, navidades, carnavales y goles. "Casi la verdad", llama a esos recuerdos, porque eso es lo que son.

Es un libro, dijo, escrito para recordar a sus amigos. A muchos, la gran mayoría, los dejó de ver. De muchos no sabría si volvería a tener contacto. "Y sin embargo... creo que tuve los mejores amigos del mundo". Quedaron en su niñez.

NOVEDADES LITERARIAS.

1891. La Fundación - De autor, $ 295.

El subtítulo de este libro de Daniel Quintana es bien claro: "Por qué Peñarol es el Decano (social, ética y jurídicamente)".

¿Por qué mataron a Jonathan Núñez? - Sudamericana, $ 450.

Segunda novela policial escrita por el comunicador Gonzalo Cammarota, conocido por Justicia Infinita.

Días de perros - Planeta, $ 520.

Se dijo en Francia que hacía tiempo que una novela (repleta de personajes inolvidables) no hacía reír tanto como esta de Gilles Legardinier, ¡expirotécnico!

Dos años, ocho meses y veintiocho noches - Seix Barral, $ 590.

Salman Rushdie deslumbró con Los versos satánicos. Su nueva novela mezcla historia, mitología y amor eterno.

Una sensación extraña - Random, $ 850.

El Nobel de Literatura Orhan Pamuk ofrece un magnífico relato desarrollado de distintas vidas en Estambul entre 1969 y 2012.

No me dejes - Espasa, $ 490.

Dos españolas llevan trabajando más de 40 años en Francia, sin encontrar ni retener el amor. Ahí se dispara esta novela de Maxim Huerta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)