NOMBRES DEL DOMINGO

Un actor rudo y sensible

Vin Diesel estrenó la última de Rápidos y furiosos, saga que le dio uno de los personajes destacados de su carrera.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vin Diesel empezó escribiendo y dirigiendo su propia película

Quizás al pensar en Vin Diesel se viene a la cabeza la imagen de un cuerpo cuidadosamente trabajado y una cara seria y ruda. Y, aunque el actor dijo más de una vez que no quiere ser el estereotipo de "héroe de acción" de Hollywood, acaba de estrenar una nueva entrega de la saga Rápido y Furioso — la octava, que convocó 90.000 espectadores en Uruguay el primer fin de semana — que lo pone dentro de los hombres rudos del cine y que va en el mismo camino que las anteriores de la franquicia. De hecho, la séptima, de 2015, se convirtió en la sexta película más vista en la historia del cine, llegando a recaudar mil millones de dólares en poco más de 15 días. Y nadie puede negar que el actor, con músculos o sin ellos, es parte central de la esencia y del éxito de la saga.

Hijo de una psicóloga de descendencia italiana, Delora Sheeran, Mark Sinclair Vincent (49) — verdadero nombre de Vin Diesel — nació en Alameda, California, el 18 de julio de 1967. Nunca conoció a su padre biológico, pero fue criado por su madre y su padrastro, Irving Vincent, un director de teatro afroamericano, que fue quien lo inició en el mundo de la actuación. Sin embargo, según ha contado en reiteradas entrevistas, su acercamiento a los escenarios fue casi de casualidad: tenía siete años cuando con sus amigos vandalizaron un teatro de Greenwich Village y como forma de "castigo" la directora del lugar les ofreció roles en una obra infantil que estaban realizando. Y así, como sin quererlo, Vin Diesel, que todavía no era Vin Diesel, se acercó al comienzo de su carrera.

Primeros pasos.

Estudió en el Hunter College de Nueva York y estuvo en la seguridad de varias discotecas de Manhattan. Pero, detrás de un cuerpo cuidadosamente trabajado y de un rostro rudo, había una persona sensible, que admiraba al director de cine Sidney Lumet y quería dedicarse al arte.

Fue así, que tras tres años en la universidad, decidió abandonar sus estudios para embarcarse en la realización de una película propia. De esta forma, en 1994, Diesel fue el guionista, director y productor y actor de su propio cortometraje, Multifacial, que estaría seleccionado para el Festival de Cannes. En él, Diesel encarna a un actor que prueba suerte en distintos castings y siempre es rechazado por la tonalidad de su piel: "Ni demasiado ligera ni muy oscura".

En entrevista con The New York Times, Diesel confesó que filmó y editó ese cortometraje con equipos alquilados. Una Navidad, su madre le regaló un libro, Feature Filmmaking at Used Car Prices (Hacer películas por el costo de un auto usado) y fue así como decidió que sí o sí haría su película: "Fui a una tienda de electrodomésticos, que estaba en la calle 14. Tenían una política de devolución de 30 días. Así que fui y alquilé un procesador de texto (...) Me quedé despierto toda la noche, todas las noches. Y cuando pasaron los 30 días lo devolví. Después alquilé una cámara de 16 milímetros un viernes, porque podía devolverla el lunes, así que pude filmar durante tres días".

Paradoja de por medio, tres años después, en 1997, escribiría, dirigiría y protagonizaría Strays, película por la que el director Steven Spielberg lo convocaría para protagonizar Rescatando al soldado Ryan. Strays, en tanto, fue su primer largometraje, y sigue la vida de un narcotraficante que busca el sentido de su existencia.

El gran salto.

Su personaje en Rescatando al soldado Ryan, estrenada en 1998, significó entonces un mojón en la carrera del actor y el primer "gran" papel de su vida. Spielberg dijo, poco después del estreno de la película, que el personaje del soldado Caparzo, fue escrito exclusivamente para Diesel, después de haberlo visto en Strays. A partir de entonces, la carrera del actor no tuvo descansos y protagonizó, prácticamente, una película por año. Entre tantos éxitos, se destacan tres de sus papeles: el asesino Richard B. Riddick en Pitch Black, el aficionado a los autos Dominic Toretto en la saga Rápidos y Furiosos y el súperespia Xander Cage en Triple X. Sin embargo, en sus inicios, Diesel estaba lejos de pensarse encarnando a súperheroes rudos de ciencia ficción. "Pensé que sería actor dramático", dijo, en entrevista con The New York Times.

Diesel cree que ha sido subestimado por su apariencia de hombre fuerte en el medio del mundo de Hollywood. Y, justamente fue su admirado director, Lumet, quien, mientras filmaban Find Me Guilty (2006), le aclaró la situación: "Sufrirás lo que las mujeres bellas han sufrido en esta industria durante 100 años. Sufrirás por tu físico de héroe de acción". Pero Diesel no cree que existan este tipo de personajes: "¿Realmente existe el héroe de acción? (…) Tal vez Hollywood inventó el término para enfocarse en el físico de Arnold (Schwarzenegger) o algo así".

Y así, entre héroes que no son héroes, llegó, en 2001, la primera película de la saga Rápidos y furiosos, el rol más importante de su carrera.

Su personaje, Dominic "Dom" Toretto, es el rey de las carreras callejeras de Los Ángeles. "La mejor parte de Rápidos y Furiosos no son las grandes explosiones. Cuando piensas en la hermandad de Dom y Brian, eso es lo que queda después de tantas películas", decía el actor sobre la saga, que rápidamente se convertiría en un fenómeno del cine hollywoodense y no tiene miras de detener su éxito.

Fenómeno mundial.

El 13 de abril se estrenó la octava película de la saga Rápidos y furiosos, dirigida por Felix Gary Gray, con el personaje de Vin Diesel, Dominic Toretto, como protagonista. La franquicia ya es un fenómeno mundial y, aunque no tuvo las mejores críticas, es un éxito de taquilla. Las próximas dos entregas ya tienen fecha de estreno para 2019 y 2021. Diesel dijo sobre este éxito: "El hecho de que el público nos siga eligiendo y se quede con nosotros, es una hazaña".

La relación con Walker.

No han faltado ocasiones, desde la muerte de Paul Walker en 2013, protagonista de la saga Rápidos y furiosos y amigo íntimo de Vin Diesel, para que el actor lo recuerde. Así, a pocos días del estreno de la nueva entrega, Diesel se quebró al recordar a su "hermano del alma": "Cuando vine aquí (España) para presentar Rápidos y furiosos 5 acababa de nacer mi hijo, Vincent. Y hace dos años nació Paulie, a quien le puse ese nombre por Paul".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)