"El Gimnasio": Alberto Restuccia en manos de María Dodera

Teatro físico

Los jueves de setiembre, en el Centro Cultural H. Bosch, el veterano actor de vanguardia Alberto Restuccia sale al ruedo para interpretar una obra muy distinta al resto de lo que se puede ver en la cartelera de teatro.

  •  
Carlos Reyesjue sep 5 2013 18:48

El espectáculo se llama El Gimnasio, y evidentemente no significa lo mismo para el que ya conoce la carrera de Restuccia que para quien se asoma a su particular estilo escénico por primera vez. Con dirección de María Dodera, el actor (pieza clave de la vanguardia escénica uruguaya de los años 60 en adelante), realiza un juego en el que ficción y realidad se entremezclan. Por momentos habla con el público, comenta cosas, da una especie de charla, actúa, interactúa con un tercero (Adrián Prego), y mil cosas más.

El juego es este: en 1999, la compañía Teatro Uno (de la que Restuccia fue confundador hacia 1963) se quedó una vez más sin sala, luego de un largo litigio público que culminó con el deselojo de Casa del Teatro, en Mercedes casi Tristán Narvaja. Allí, justamente, abrió luego un gimnasio (que ahora da nombre a la obra). Ese cambio de destino, de sala de teatro a sala de musculación, abre un juego de sentidos que los distintos artistas involucrados en este espectáculo aprovechan bien.

Por un lado, hay un reclamo hacia la falta de protección de los espacios destinados al arte. Pero más en profundidad, hay un juego en el que el teatro es también una forma física de arte, y por tanto no tan alejado del deporte, con el que comparte su sentido del espectáculo, entre otros puntos. Con vestuario de Virginia Sosa y canciones de Lorena Álvarez, la histórica sala de Mercedes casi Tristán Narvaja reaparece ahora en un sótano de la calle Gonzalo Ramírez esquina Yaro, concretamente en el Centro Cultural H. Bosch. Allí, cada jueves a las 22 horas tendrá lugar un espectáculo de alguna manera distinto, dado que Restuccia gusta de improvisar y de no hacer dos veces las cosas del mismo modo.

Con asistencia de dirección y dramaturgia de Gabriel Peveroni, el espectáculo habla de un millón de asuntos: desde los cuerpos imperfectos hasta las canciones lisérgicas, y la entrañable amistad entre dos hombres, que se juegan la vida en diez rounds de intensidad escénica. La obra es el octavo espectáculo que hace la dupla Peveroni-Dodera, y es ideal para gente que quiere ver cosas extrañas, fuera de lo común.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.