Dos libros de Noam Chomsky

El intelectual vehemente

Abrazó el anarquismo en los Estados Unidos, y desde entonces se enoja mucho con la política exterior de su país. Llegaron a librerías dos títulos para fanáticos de Chomsky.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Noam Chomsky

En 1957 Noam Chomsky (Filadelfia, Estados Unidos, 1928), dos años después de haberse doctorado por la Universidad de Harvard, provocó una verdadera conmoción en el campo de los estudios lingüísticos con su obra Estructuras sintácticas, en la que dio a conocer su “gramática generativa”, adentrándose en las estructuras y principios del lenguaje (planteando la idea del innatismo en su adquisición), así como la existencia de un “órgano del lenguaje” y de una gramática universal. Desde aquel entonces Chomsky ha seguido siendo uno de los referentes fundamentales de la lingüística, aunque su figura ha tomado dimensión pública sobre todo por su adhesión al anarquismo y por sus permanentes y severas críticas a la política exterior de su país.

Con El poder estadounidense y los nuevos mandarines, una recopilación de ensayos y artículos periodísticos de 1969, dio comienzo su ya más que extensa obra política, siempre controvertida y audaz, en particular teniendo en cuenta el escenario en que se desarrolla y edita. Desde entonces sus títulos han sido constantes, y obras como Los guardianes de la libertad (1990), El miedo a la democracia (1992), Perspectivas sobre el poder (2001), Hegemonía o supervivencia. La estrategia imperialista de EEUU (2005) y Sobre el anarquismo (2008) han venido alimentando una postura que no solo se detiene en Estados Unidos sino que lo han convertido en un singular analista de la situación en Medio Oriente y en América Latina.

Las editoriales en castellano cada tanto dan a conocer un nuevo volumen de Chomsky, ya sea largas entrevistas o recopilaciones de ensayos o artículos diversos, y la mayoría de las veces lo hacen con una desprolijidad bastante elocuente, reuniendo bajo un mismo título notas de fechas distantes o inciertas, y temáticas solo unidas por la vehemencia del expositor, que han ido perdiendo vigencia dado el paso del tiempo o los cambios notables producidos en entornos antes específicos como la Guerra Fría, el sandinismo en Nicaragua o los sucesivos enfrentamientos bélicos entre Israel y sus vecinos.

Este es el caso de dos títulos recientemente llegados a nuestras librerías: Sobre el poder y la ideología y Razones para la anarquía. El primero reúne cinco conferencias que Chomsky ofreció en Nicaragua en marzo de 1986, cuando aquel país se veía amenazado por la política intervencionista de Ronald Reagan en la región, el acecho de los “contras” y la lenta reconstrucción de una patria devastada por la interminable dictadura de Somoza. Y si bien ninguna de las razones que impulsaron esas charlas se ha desvanecido en su totalidad, el panorama de Nicaragua y del sandinismo ha variado tanto que todo suena a discurso desgastado, a anacronismo militante y remoto.

El segundo, en cambio, reúne artículos y breves entrevistas que los editores ni siquiera han fechado, y que el lector debe deducir según la temática abordada y las conclusiones exhibidas. Con todo, el material incluido es de mayor interés que el del anterior, aunque su nota más relevante, “El caso español”, una extensa crítica al libro La República española y la Guerra Civil de Gabriel Jackson, fue escrita hace unos cincuenta años. Son interesantes también otros artículos que abordan la vida cotidiana en los kibutz israelíes, o el capítulo “Lenguaje y libertad”, donde Chomsky hace un brillante recorrido por el pensamiento de Rousseau, Kant, Descartes y von Humboldt, y la relación de estos con el estudio del lenguaje y sus vínculos con la libertad.

SOBRE EL PODER Y LA IDEOLOGÍA, A. Machado Libros, 2013. Madrid, 173 págs., y RAZONES PARA LA ANARQUÍA, de Noam Chomsky. Malpaso, 2014. Barcelona, 267 págs. Ambos distribuidos por Océano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)