cuentos de b. Traven

Mexicanos de un mundo perdido

Diez piezas breves escritas en un lenguaje llano, amable, a veces tocadas por el humor y otras por la tragedia.

B. Traven
B. Traven

Hugo Fontana

Hay escritores que perduran en la memoria colectiva más por la singularidad de sus vidas privadas que por su obra. Ese parece ser el caso de B. Traven, cuyos libros fueron traducidos al castellano hace ya muchas décadas. En aquellas viejas ediciones el autor figuraba como Bruno Traven, aunque hay quienes hoy sostienen que en realidad la B. pertenecía a Bernhard. Pero lo cierto es que este extraño individuo, que más parecía haber salido de alguno de sus propios libros, ocupó buena parte de su existencia en sembrar equívocos a propósito de su identidad. Algunas versiones ubican su nacimiento en Alemania en 1882, otras en Chicago, hijo de káiseres, duques o proletarios, con incontables alias, domicilios y también títulos de una obra literaria que, en su momento, le permitió vender millones de ejemplares. En 1924 llegó a México, allí escribió y allí murió en 1969.

De sus novelas más famosas se destacan El barco de los muertos (1926), El tesoro de Sierra Madre (1927) y La rebelión de los colgados (1936), escritas originalmente en alemán y traducidas luego al inglés por el propio Traven. Llevadas al cine, la más famosa de las adaptaciones fue la de El tesoro de Sierra Madre, de 1948, una parábola brutal acerca de la ambición humana, con una formidable actuación de Humphrey Bogart y dirección de John Huston. Traven (o como se llamara) participó en el rodaje haciéndose pasar por un tal Hal Croves, supuestamente representante del escritor oculto, sin que nadie lo advirtiera. En 1930 viajó por primera vez a Chiapas y a la selva Lacandona, abriendo en su creación una etapa conocida como Ciclo de la Caoba, durante la cual publicó lo más nutrido de su obra, entre ella incontables cuentos. Años más tarde algunos de ellos serían recogidos en el libro Canasta de cuentos mexicanos; de estos se nutre mayormente el volumen publicado ahora en la colección Lectores de Banda Oriental con el título Cuentos mexicanos.

Se trata de diez narraciones breves, escritas en un lenguaje llano y amable, a veces tocadas por el humor y otras por la tragedia, por lo general desde el punto de vista de un narrador a medio camino entre el asombro provocado por una cultura ancestral, por la penosa vida de campesinos e indios sumidos en la pobreza, y por la maravilla naif de un pueblo atado a sus costumbres, inmaculado o apenas impelido por inciertos destellos de picardía. Estos agonistas parecen siempre interpelar a la vida, confundidos ante cuitas de amor (matrimonios que no funcionan, mujeres de armas tomar que derivan entre la sumisión y el abandono, como ocurre en "Solución inesperada", "La tigresa" o "Una medicina efectiva"), soledades varias (la historia de un francés afincado en Ciudad de México y un perro callejero en "Amistad"), la oportunidad de engañar a través de negocios menores y hasta risueños ("Aritmética indígena", "Dos burros"), o el contraste entre dos mundos ("Canastitas en serie", el relato que mejor evidencia el antagonismo entre la producción desenfrenada y la artesanía a la medida del hombre y la naturaleza).

Son, sin embargo, historias sobre las que ha pasado el tiempo, y que parecen pertenecer, por su ingenuidad y por su indiscriminada esperanza, a un universo lejano. Juan Villoro sostuvo una vez que cuando Juan Rulfo escribió Pedro Páramo en 1955, el ochenta por ciento de la población mexicana era rural, y solo el veinte por ciento urbana, y que en la actualidad estos porcentajes se han invertido completamente. Cuentos mexicanos es incluso anterior a aquel mundo, quizá definitivamente perdido.

CUENTOS MEXICANOS, de B. Traven. Con prólogo de Milton Fornaro. Banda Oriental, 2017. Montevideo, 140 págs. No figura traductor. Distribuye Gussi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)